Actualizado 04/05/2007 19:02 CET

Cerca de 14.000 personas de 140 países piden a Francia, Italia y España que reduzcan sus cuotas de atún rojo

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 14.000 personas de 140 países han enviado correos electrónicos a los Gobiernos de Francia, Italia y España pidiéndoles que recorten sus cuotas de captura de atún rojo a la mitad, como medida de emergencia, para evitar el inminente colapso de esta especie.

El llamamiento realizado por la organización ecologista WWF/Adena pretende que estos tres países comunitarios que más atún rojo pescan en el Mediterráneo reduzcan sus capturas. Además, 17 cadenas de supermercados, como Sainsbury's, Coop, Metro y Slow Food International, han apoyado estas peticiones.

Los ministros de Pesca de la Unión Europea celebran el próximo 7 y 8 de mayo el Consejo de Pesca y tienen la oportunidad de aprobar medidas de emergencia firmes para eviten el colapso de la pesquería de atún rojo este año, reclamó la organización en un comunicado.

Además, WWF/Adena se mostró en contra de la apertura de una pesquería de atún rojo no regulada en aguas de Libia y que sería por tanto ilegal. Las aguas libias son el refugio más importante que queda para esta especie en el Mediterráneo y un lugar clave para su supervivencia. Por ello, la organización ambientalista ha pedido a la UE que imponga una prohibición a las flotas comunitarias, principalmente francesa, italiana y española, de pescar en estas aguas y la prohibición de importar capturas procedentes de esas aguas.

"La voz de casi 14.000 ciudadanos de todo el mundo y de las principales cadenas de supermercados europeas no puede ser ignorada", comentó el responsable de pesquerías del Programa Mediterráneo de WWF/Adena, Sergi Tudela. "Ha comenzado la masacre de atún rojo, y los científicos denuncian que puede ser el último año de esta pesquería milenaria; la UE tiene aún la oportunidad de evitar esta pérdida inmensa para la economía de miles de familias y la biodiversidad del Mediterráneo", añadió.

"Estamos asistiendo en tiempo real a la extinción de uno de los animales más poderosos que surcan nuestros mares", manifestó por su parte, el secretario General de WWF/Adena, Juan Carlos del Olmo. "Nuestros políticos no pueden seguir ignorando esta situación y deben tomar medidas serias para revertir la situación. Es necesario que aquellos que han estado pescando ilegalmente y provocando esta situación deben ser penalizados", reclamó.