Actualizado 24/07/2007 11:41 CET

Diecinueve personas serán juzgadas hoy en Pamplona acusadas de encadenarse para impedir el llenado del embalse de Itoiz

PAMPLONA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Diecinueve personas se sentarán hoy, martes, en el banquillo de los acusados del Juzgado de lo Penal número 2 de Pamplona para ser juzgados por un presunto delito de desobediencia grave que cometieron en junio de 2003 al encadenarse en varias viviendas de la localidad navarra de Itoiz con el objetivo de impedir el llenado del embalse, según el escrito del fiscal.

En concreto, el Ministerio Público pide nueve meses de prisión por un delito de desobediencia grave a la autoridad para cada uno de los 19 procesados, procedentes de Navarra, País Vasco, Ciudad Real, Huesca y Alicante.

Los hechos ocurrieron el 16 de junio de 2003, cuando los acusados, según el escrito del fiscal, se introdujeron en varias viviendas de la localidad de Itoiz, que debían ser desalojadas, tal y como se indicaba en autos judiciales, para iniciar el llenado del embalse.

"Con el fin de impedir el ordenado desalojo", sostiene el fiscal, los procesados utilizaron diferentes sistemas, como introducir sus brazos en un cilindro metálico soldado a la puerta de uno de los inmuebles, manteniendo la muñeca encadenada en el interior del cilindro.

Además, los acusados construyeron en el interior de una vivienda una estructura compuesta por una capa de hormigón de 16 centímetros de grosor, reforzado con 8 milímetros de mallazo metálico y una plancha metálica de 12 mm de espesor. Las puertas y ventanas de las casas se encontraban selladas y los procesados se encadenaron en las paredes.

Según la Fiscalía, "la operación necesaria para liberar a los encadenados fue de gran complejidad y requirió la intervención de personal cualificado". Policía Foral dirigió la operación para desalojar a los procesados.