Actualizado 12/04/2007 22:18 CET

La Fiscalía investiga un supuesto caso de abusos sexuales a un niño en un centro de menores de Barcelona

Su hermana podría haber sido víctima de una agresión en el mismo centro por parte de un educador

BARCELONA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Menores y el Juzgado de Instrucción número 2 de Barcelona investigan un supuesto caso de abusos sexuales a un niño de 10 años por parte de un menor de 16 durante la estancia de ambos en un centro de menores de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) de la Generalitat, según confirmaron fuentes judiciales.

La DGAIA tiene la tutela del niño de 10 años y de su hermana de 13, quien días después de que su hermano tuviera que ser atendido por los abusos sexuales denunció una supuesta agresión por parte de uno de los educadores del Centro Residencial de Acción Educativa (CRAE) La Llar, en el que residían los dos hermanos.

Los hechos se remontan al pasado 23 de marzo, cuando la niña llamó a su madre para quejarse de que uno de los monitores la había llevado a rastras a su habitación durante la hora de la cena. La madre llamó entonces al teléfono de atención inmediata, que trasladó sus quejas al centro, para pedir explicaciones por lo ocurrido.

Según la versión de la DGAIA, el incidente se produjo porque la menor insultó y gritó a un educador y se negó a obedecerle cuando éste le pidió que se fuera a su habitación. El educador la llevó "inmovilizada por los brazos" a su cuarto, de lo que "se desprende que se trata de una contención por parte de un educador y no de una agresión".

Según avanzó hoy 'La Vanguardia', la niña se escapó de la habitación, donde según la DGAIA estaba recluida pero no encerrada. Su madre la llevó posteriormente a urgencias, donde apreciaron "contusiones y erosiones" y luego puso una denuncia ante los Mossos d'Esquadra.

Durante la declaración de la niña ante la Policía autonómica, la madre mencionó que los responsables de la CRAE La Llar habían tenido que llevar días atrás a su otro hijo al Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona tras sufrir abusos sexuales por parte de uno de los menores que residían en el mismo centro.

En su declaración ante los Mossos d'Esquadra, el menor explicó que el agresor le había obligado a someterse a todo tipo de prácticas sexuales y que en la última de ellas, en la ducha, les había sorprendido una de las educadoras de la residencia.

Tras llevar al niño al hospital, el personal del centro se asesoró sobre la mejor forma de abordar la situación y comunicó los hechos al Juzgado de menores número 4 de Barcelona, que decidió el pasado 27 de marzo que la DGAIA debía designar un "centro adecuado" para el agresor.

Como consecuencia de los hechos ocurridos a los dos hermanos y tras las quejas de la madre, la DGAIA pidió una relación por escrito de todas las actuaciones que se han realizado en el centro en relación con los incidentes, aunque no devolverá la tutela de los niños a su madre porque "no dispone de una situación estable para hacerse cargo de ellos".

La madre ha aceptado la decisión siempre y cuando se cambie a los niños de CRAE, algo que de momento resulta "imposible" porque no hay plazas en ningún otro centro. Desde hace unos días los niños están con su madre con un permiso temporal a la espera de que haya una vacante.