Actualizado 07/09/2007 12:04 CET

Portugal.- Finaliza, tras once horas, el interrogatorio de la Policía portuguesa a Kate McCann en calidad de testigo

PORTIMAO (PORTUGAL), 7 Sep. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

La Policía Judicial (PJ) portuguesa finalizó ayer el interrogatorio a Kate McCann, madre de la desaparecida Madeleine McCann, tras haberla entrevistado en calidad de testigo durante once horas en el Departamento de Investigación Criminal de Portimao.

Aunque por primera vez estaba acompañada por un abogado, esto se debe a que tanto ella como su marido, Gerry, se han personado en la investigación, según confirmó el jueves el portavoz de la Policía, Olegario Sousa. El padre de la niña desaparecida iba a ser interrogado después de su mujer, pero finalmente se ha pospuesto al día de hoy.

La madre de Madeleine entró en las dependencias policiales a las tres de la tarde (hora española) para ser interrogada por la PJ, tal como confirmó la portavoz de la familia, Justine McGuiness. Ésta no es la primera vez que Kate está sola ante la Policía, ya que había declarado sin la presencia de su marido al principio de la investigación, pero sí es la primera ocasión en que los McCann deciden ir acompañados por un abogado, el letrado portugués Carlos Pinto de Abreu.

Este hecho abrió la caja de las especulaciones y rumores, pero la PJ informó la noche del jueves de que el estatuto del matrimonio McCann ha variado y se han personado en la investigación, lo que, según la ley portuguesa, obliga a estar acompañados de un abogado siempre que estén con las autoridades.

Este interrogatorio a los padres de Madeleine se produce después de que la PJ recibiese parte de los resultados de los análisis de los vestigios de sangre y otros enviados al laboratorio de Birmingham. Aunque se desconoce el contenido de los mismos, fuentes policiales indicaron que, aunque no están todos concluidos, los más importantes ya llegaron y todo indica que "son conclusivos". Además, Olegario Sousa indicó que están "muy satisfechos" con el trabajo realizado por el laboratorio británico y admitió que los nuevos datos pueden llevar a nuevas acciones en los próximos días.

Desde el inicio de la investigación, los padres de Maddie, como se la conoce cariñosamente, se han reunido periódicamente con la PJ para ser informados del avance de la investigación. Estos encuentros se realizaban en las instalaciones de la Policía o en el consulado británico en el Algarve. Sin embargo, estas reuniones no se producen desde hace un mes, cuando la teoría de la muerte comenzó a ser prioritaria para la PJ.

La portavoz de la familia McCann informó hoy de que "Kate está respondiendo a las preguntas de la Policía para ayudar en la investigación" y recordó que "es una madre ejemplar que está siendo víctima de unos acontecimientos terribles", afirmó Justine, que volvió a apelar a las personas que "tengan a Madeleine" para que la dejen en libertad e insistió en que la madre de la niña "siente mucho la falta de su hija" y "está convencida de que está viva". "Quieren volver a casa pero con la familia completa", afirmó.

OLOR A CADÁVER

Por otro lado, el diario portugués 'Correio da Manha' y varios tabloides británicos apuntaban hoy en primera página, y sin citar fuentes, que los perros rastreadores habían detectado olor a cadáver en la ropa de la madre de Madeleine, unos vaqueros y una camisa, y en el peluche de la niña, del que Kate no se separa ni un momento.

La pequeña Madeleine, de cuatro años, desapareció el pasado 3 de mayo de la habitación en la que dormía con sus hermanos gemelos de dos años, en Praia da Luz, en el Algarve. Desde ese momento sus padres han iniciado una campaña sin precedentes para encontrarla.