La reunión sobre el clima que comienza en EEUU busca un acuerdo en la ONU para reducir el calentamiento global

Actualizado 27/04/2009 20:55:30 CET
la tierra
Reuters

WASHINGTON, 27 Abr. (Reuters/EP) -

Los diplomáticos de las principales economías mundiales, incluidas Estados Unidos, China e India, tomarán parte en la reunión que ha comenzado este lunes en Washington con el objetivo de conseguir un acuerdo en Naciones Unidas para reducir el calentamiento global. España, que acude en calidad de observador, está representada por la secretaria de Estado de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Teresa Ribera.

La reunión de las denominadas como principales economías pretende poner en marcha las conversaciones sobre el clima para avanzar en las mismas antes del próximo mes de diciembre, cuando la comunidad internacional se reúna en Copenhague para encontrar un acuerdo de seguimiento al Protocolo de Kioto, que limita las emisiones de los gases de efecto invernadero y que expira en 2012.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, hará el discurso de apertura, y se espera que los participantes discutan la cooperación en cuestiones de tecnología, entre otras. Entre los países invitados se encuentran Australia, Brasil, Canadá y la Unión Europea, además de Francia, Alemania, Italia, Sudáfrica e India, entre otros. Dinamarca, que albergará la reunión del próximo mes de diciembre, también está invitado.

Los ecologistas ven el compromiso de Estados Unidos para combatir el cambio climático como clave para conseguir cualquier acuerdo mundial. "Sin un liderazgo estadounidense, un acuerdo sobre el calentamiento mundial en Copenhague estará fuera de nuestro alcance", señaló un miembro del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales, Jake Schmidt.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha subrayado el vínculo entre la lucha contra el cambio climático y ayudar en la lucha en la crisis económica, y pidió que la reunión relance el proceso de las principales economías que comenzó su predecesor, George W. Bush.

Obama pretende reducir las emisiones de Estados Unidos en un 15 por ciento para 2020, regresando a los niveles de 1990. Bush se opuso al Protocolo de Kioto y a cualquier otro para limitar las emisiones de dióxido de carbono, alegando que el acuerdo libraba de forma injusta a las economías crecientes como China e India y que dañaba la economía estadounidense.

Al contrario, el equipo de Obama ha presionado para que se tomen medidas sobre el cambio climático, más recientemente declarando que las emisiones de dióxido de carbono ponen en peligro la salud y el bienestar humanos. No se han establecido regulaciones, y Obama prefiere legislar en vez de regular sobre este tema.

La legislación ya está siendo debatida en el comité de Comercio y Energía de la Cámara de Representantes, donde el ex vicepresidente Al Gore, activista medioambiental, pidió el pasado viernes que se apruebe a lo largo de este año una ley que limite el carbono.

El enviado especial de Estados Unidos para el cambio climático, Todd Stern, anotó que el enfoque de la Administración Obama difiere de forma marcada del equipo Bush. "No estaban buscando un acuerdo internacional", señaló Stern. "Nosotros estamos buscando un acuerdo internacional, y buscamos la cooperación en un, esperamos, nivel significativo y transformador", añadió.

-. Firma: MAM/MPIN .-