Actualizado 12/08/2008 19:37 CET

UNICEF pide que se garanticen la seguridad y la protección de los civiles afectados por el conflicto

Reuters

Tres agencias de la ONU preparan envíos humanitarios a Georgia para atender a los más de 56.000 desplazados por el conflicto, según ACNUR

GINEBRA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), se unió este martes a la comunidad internacional para exigir el cese inmediato de las hostilidades en Georgia e hizo un llamamiento a todas las partes implicadas en el conflicto para que aseguren las condiciones de seguridad, la protección y el acceso a la ayuda humanitaria de todos los civiles, especialmente de los niños y de las mujeres.

En un comunicado emitido hoy, UNICEF manifestó su "profunda preocupación" por el conflicto que Rusia y Georgia libran desde el pasado viernes y que, según diversas informaciones, ha causado la muerte a más de mil civiles. La agencia de la ONU calificó de "extremadamente difíciles" las condiciones de acceso a ellas y destacó que "las mujeres y los niños representan una gran proporción de la población atrapada en el conflicto".

"La mayor preocupación es hacer llegar la asistencia humanitaria a la población afectada", indicó UNICEF, que recordó que Naciones Unidas ya había ofrecido esta asistencia a los gobiernos de Georgia y Rusia, pero que "aún no se han abierto corredores de ayuda humanitaria".

Además, UNICEF informó de que en estos momentos trabaja en la evaluación de los daños producidos en Gori, en el centro de Georgia, pero aún no ha podido acceder a Osetia del Sur, la región en la que se inició todo el conflicto armado. "Las condiciones actuales han permitido el envío de un equipo de evaluación a Gori, pero Osetia del Sur sigue siendo inaccesible, debido a las operaciones militares", indicó.

LAS AGENCIAS DE LA ONU ENVÍAN MISIONES HUMANITARIAS A GEORGIA

El Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el Fondo de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y UNICEF han enviado misiones humanitarias para atender a los más de 56.000 desplazados por el conflicto. Las tres agencias trabajan con contrapartes gubernamentales en Tiblisi, Moscú, y Vladikavkaz, capital de la región rusa de Osetia del Norte, en el desarrollo de programas de cooperación.

ACNUR tiene previsto enviar a lo largo del día de hoy su primer avión con mantas, tiendas de campaña y otros artículos para dar cobijo a las personas que han tenido que abandonar sus casas. Un segundo avión con una cantidad de mercancías similar está cargado y listo para salir, llegará durante la noche de hoy o mañana. Gracias a estos dos envíos, unas 30.000 personas recibirán mantas, según informó la ONU.

En los campos de refugiados georgianos de Tiblisi, Rustavi, Gardabani y Dusheti la FAO distribuye alimentos. Además, el Ministerio de Sanidad de Georgia ha asegurado que no son necesarios equipos médicos por el momento, pero sí ha identificado necesidades de suministro de antibióticos y otros medicamentos.

UNICEF indicó que "la prioridad en estos momentos en el área de Tiblisi es garantizar unas aceptables condiciones de salud, higiene y alimentación para los niños y las niñas y sus madres", tareas que le han sido asignadas por la ONU para aliviar las consecuencias de los ciudadanos afectados conflicto.