Albert Campabadal, presidente del Grupo SIFU: "La inserción de personas con discapacidad mejora el ambiente laboral"

SERGIO RUIZ
SERGIO RUIZ
Actualizado 17/12/2013 21:41:09 CET

El presidente del Grupo SIFU, Albert Campabadal Mas, detalla en esta entrevista el 20 aniversario de la compañía --dedicada a la inserción sociolaboral de personas con discapacidad en España-- y el papel de estas personas, tanto en la empresa como en la sociedad, así como los retos de futuro a los que se enfrenta este colectivo.

.- Este 2013 se conmemora el 20 aniversario del Grupo SIFU. ¿Qué balance hacen de su trayectoria?

Estamos muy satisfechos de haber conseguido, después de 20 años, tener presencia en todas las autonomías y habernos posicionado como el Centro Especial de Empleo de referencia en el Estado español. De lo que nos sentimos más orgullosos es de tener una plantilla de 2.500 personas, más del 90% con discapacidad. De éstas, casi 600 padecen trastorno mental o discapacidad intelectual y trabajan a plena satisfacción del cliente. Un hito que ningún otro centro del país ha alcanzado.

.- ¿Qué actividades conmemorativas están llevando a cabo?

Para celebrar los 20 años del Grupo hemos puesto en marcha la campaña de sensibilización 2.0 Suma Capacidad que pretende romper barreras y dar a conocer el talento y esfuerzo de las personas con diversidad funcional, tanto en el mundo del arte como en el laboral.

Además, a finales de mayo organizamos un acto de celebración en el Palau de la Música Catalana, donde pudimos agradecer el apoyo recibido todo este tiempo por parte de Administración, clientes, asociaciones y trabajadores de nuestra empresa. Un acto muy emotivo que fue clausurado por el Molt Honorable Sr. Artur Mas, President de la Generalitat de Catalunya y al que asistieron también numerosos representantes institucionales y del mundo empresarial.

.- ¿En qué situación actual se encuentra la inserción laboral de las personas con discapacidad?

Queda mucho trabajo por hacer dado que las personas con discapacidad hoy, en España, duplican la tasa de paro de la población en general y sólo el 10% del colectivo de personas con especiales dificultades, en edad laboral, consiguen tener un empleo, por lo cual todos los sectores que trabajamos en la inserción laboral debemos trabajar con más intensidad, si cabe.

.- ¿Ha influido la crisis en la integración de este colectivo?

Evidentemente influye y, además, se ha constatado que las personas con discapacidad empleadas en empresas ordinarias han sido las primeras que han perdido sus puestos de trabajo, porque a la hora de recortar lo primero que tocan muchas empresas son sus acciones de RSC. Sin embargo, olvidan que, además, de una obligación (cumplimiento de la LISMI) la inserción del colectivo mejora el ambiente de trabajo y reduce los costes en servicios.

.- ¿A cuántas empresas ofrecen sus servicios?

En estos momentos tenemos más de 1.000 clientes, muchos de ellos multinacionales y primeras empresas del país, como Endesa, Boehringer Ingelheim, Abertis, Triodos Bank, Everis o Repsol.

.- ¿Cuál es el perfil de trabajador más demandado?

Los sectores en los que tenemos más posicionamiento son Limpieza, Jardinería y Control de Accesos, por lo que estamos hablando de personas con escasa formación escolar que han recibido, por parte de nuestro centro, la capacitación necesaria para desarrollar las labores que tienen encomendadas.

.- ¿Cuál tiene más dificultades de inserción?

Posiblemente el colectivo con más dificultades es el de las personas con enfermedad mental, por estar muy estigmatizado, o las que suman a su discapacidad intelectual alguna discapacidad física.

.- ¿Está la sociedad lo suficientemente concienciada en estas cuestiones? ¿Qué queda por hacer?

Evidentemente, si la sociedad estuviera concienciada con respecto a la importancia que tiene la inserción laboral de las personas con discapacidad, los índices de paro de este colectivo no serían los que son por lo cual queda un trecho importante por recorrer.

.- En el caso de las empresas y administraciones públicas, ¿aboga por su voluntariedad a la hora de implantar medidas de RSC o cree que es necesario contar con un marco normativo?

Después de 33 años donde ha existido un marco normativo que obligaba a tener un porcentaje de trabajadores con discapacidad en las empresas de más de 50 empleados que no se ha asumido, pensar que la sociedad sin el marco normativo sería igual de sensible, es una utopía. De este modo, es necesario que se siga trabajando en el cumplimiento de la ley y en promover políticas de RSC en las empresas.

.- En este sentido, el año pasado se celebró el aniversario de la LISMI. ¿Cómo ha contribuido la ley en la integración laboral de personas con discapacidad?

La LISMI ha sido el primer instrumento que el colectivo de personas con discapacidad ha tenido dentro de la legislación española para garantizar su bienestar de forma global.

Al amparo de esta ley, han existido multitud de decretos que han ido desarrollando y desplegando todo un conjunto de medidas protectoras para las personas con discapacidad en todos los ámbitos de su vida personal y profesional. Gracias a esta ley, se ha avanzado en el uso del lenguaje para referirse al colectivo, en la creación y mantenimiento de empleo y se han regulado los CEE, así como en una serie de derechos no contemplados anteriormente.

Actualmente, se está elaborando el proyecto de Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social que esperamos siga avanzando hacia la plena integración.

.- ¿Qué retos de futuro afronta el Grupo SIFU?

Continuar profesionalizando y mejorando nuestro quehacer diario y seguir creando puestos de trabajo para el colectivo, acometiendo trabajos cada vez más complejos para todo tipo de clientes, por exigentes que sean.