Actualizado 01/12/2008 13:47 CET

Agua.- Agua y Progreso ve el trasvase del Ebro sinónimo "de más medio ambiente y de 150.000 empleos en tiempo de crisis"

VALENCIA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El director de la Fundación Agua y Progreso, José Alberto Comos, afirmó hoy que el trasvase del Ebro es "sinónimo de más medio ambiente y de 150.000 empleos en tiempos de crisis", de forma que supondría un "positivo impacto medioambiental", en primer lugar, sobre el propio Delta del Ebro y, en segundo lugar, sobre las comunidades receptoras de agua, al permitir "acabar con uno de los principales problemas medioambientales" de la Comunitat Valenciana y Murcia, como es la sobre explotación de acuíferos.

Según informaron fuentes de la entidad en un comunicado, Comos hizo estas declaraciones en el stand de la Fundación en el IX Congreso Nacional de Medio Ambiente-Cumbre del Desarrollo Sostenible (Conama), que se celebra del 1 al 5 de diciembre en Madrid.

Así, defendió el trasvase del Ebro como "instrumento medioambiental" y citó al Premio Nobel del Agua 2002 y catedrático de la Universidad de Princeton (Estados Unidos), Ignacio Rodríguez Iturbe, en su observación de que el trasvase "no es sólo no hacer daño ecológico, sino que recobra una zona dañada medioambientalmente como es el Delta del Ebro", puesto que "conseguiría, con una mínima extracción de agua, proporcionar grandes beneficios medioambientales".

Del mismo modo, resaltó el impacto económico que la transferencia de agua del Ebro tendría en la Comunitat Valenciana, Murcia y Almería como comunidades receptoras, ya que, en estas regiones, "gracias a la conducción hídrica, se crearían, al menos, 30.000 empleos y se evitaría la pérdida de otros 150.000 puestos de trabajo, al propiciar la consolidación de los mismos", por lo que se refirió al trasvase del Ebro como "instrumento generador de empleo también en tiempos de crisis".

Por otro lado, el responsable de la fundación indicó que "queremos que en España se sepa que el problema del agua de la Comunitat Valenciana y Murcia es también un problema del resto de España" y añadió que "en la medida que no se genere humedad, a través del trasvase del Ebro, puede verse afectado el ciclo hidrológico y provocar que llueva menos también en otras partes de España".

Al respecto, aseveró que la Fundación participa en Conama para defender el trasvase del Ebro y argumentó que "estamos legitimados para pedir agua del Ebro, porque somos pioneros y líderes en modernización de regadíos y reutilización de agua depurada". Así, reiteró que la Comunitat es la autonomía que más agua reutiliza y destacó que en esta comunidad se utilizan tratamientos de última generación para la regeneración y depuración de aguas residuales.

Concretamente, apuntó que "en la Comunitat Valenciana se reutiliza 22 veces más agua depurada que en Castilla-La Mancha, cuatro más que en Cataluña y 106 veces más que en Aragón", según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Además, insistió en que, "mientras el resto de comunidades apenas ha modernizado el 8 por ciento de sus regadíos, la Comunitat Valenciana ha instalado el riego por goteo en el 75 por ciento de su superficie de cultivo de regadío.

"La Comunitat sigue esperando y necesitando el agua del Ebro", subrayó Comos, quien lamentó que este río haya vertido al mar un total de 9.200 hectómetros cúbicos de agua en los últimos 17 años, "mientras a nosotros se nos siguen negando los 350 que necesitamos".