La campaña 'La alimentación no tiene desperdicio' se une a la celebración del Día Mundial de la Alimentación

Actualizado 29/03/2017 19:58:47 CET

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

La campaña 'La alimentación no tiene desperdicio' para concienciar a la sociedad sobre el desperdicio e impulsada por la asociación de fabricantes y distribuidores (AECOC) se ha unido a la celebración del Día Mundial de la Alimentación que se celebra este domingo, 16 de octubre, según informa la asociación.

La iniciativa cuenta con el apoyo de más de 300 empresas fabricantes y distribuidoras del sector del gran consumo, operadores logísticos y de transporte. Asimismo, ha logrado que las integrantes del proyecto incrementen en un 6% la cantidad de producto que, tras no ser comercializado, se ha donado a entidades benéficas, pasando del 27% al 32% del total de producto no comercializado apto para el consumo humano.

El lema de este año en la celebración del Día Mundial de la Alimentación es 'El clima está cambiando. La alimentación y la agricultura también'. De esta forma, hace referencia a las consecuencias del cambio climático como el aumento de las temperaturas, los cambios en las precipitaciones, los patrones climáticos erráticos y la prevalencia de plagas y enfermedades que amenazan la productividad agrícola perjudicando a la seguridad alimentaria mundial.

La asociación señala que una tercera parte de la comida que se produce se pierde o se desperdicia y el coste global del desperdicio de alimentos es de 2,6 billones de los que 700.000 millones son de costes ambientales.

Además, los desperdicios y pérdidas mundiales de alimentos generan el 8% de las emisiones anuales de CO2. La responsable de comunicación de AECOC, Nuria de Pedraza, explica que es "fundamental" concienciar al conjunto de la sociedad de que el valor de los alimentos va "mucho más allá" de su precio y que su desperdicio tiene un impacto económico, social y medioambiental que se debe evitar.

Según un estudio elaborado por AECOC sobre hábitos de aprovechamiento de alimentos de los españoles, el 5% de la población asegura tirar grandes cantidades de comida y solo el 15% dice no desperdiciar ningún producto que adquiere para su consumo.

Además, España es el sexto país en Europa que más desperdicia por habitantes, según datos de la Comisión Europea. Asimismo, son los consumidores jóvenes de entre 24 y 34 años los que más desperdician mientras que el 8% de las personas de entre 55 y 65 años afirman hacerlo.

Para evitar estos desperdicios, AECOC señala que es "fundamental" revisar la nevera y la despensa para comprobar de qué alimentos disponemos y ver cuáles de ellos pueden ser utilizados para elaborar platos y recetas de "reaprovechamiento".

Asimismo, la revisión también sirve para ver qué productos están a punto de caducar y es importante recordar que en caso de cambio de planes que alteren nuestras previsiones de consumo, la congelación es una buena solución para evitar que alimentos en buen estado acaben en el cubo de la basura.

CLAVES PARA COCINAR VERDURAS CONGELADAS

Siguiendo esta línea, la Asociación Española de Fabricantes Vegetales Congelados (ASEVEC) ha elaborado las claves y tendencias para cocinar verduras congeladas para luchar y reducir el desperdicio alimentario.

La asociación ha recordado que no es necesario descongelar verduras para preparar los platos, se pueden verter directamente en la cazuela con agua hirviendo y sal. Además, aconseja añadir una cantidad pequeña de bicarbonato para mantener el color de las verduras.

Por otra parte, para cocinar las verduras congeladas aconsejan saltearlas con cuatro vueltas en la sartén, evaporarlas en una olla entre 2 y 5 minutos o cocerlas durante unos minutos y dejar las verduras 'al dente' para que no se hagan demasiado.

Para evitar que la verdura no se oxide tras la cocción, ASEVEC recomienda utilizar un recipiente preparado con hielo en el que se introduzcan las verduras tras la su elaboración. Asimismo, aconseja que para acompañar las verduras pueden utilizarse gran variedad de especias como el curry sésamo o pimienta.

Por último, consideran que calentar las verduras en el microondas es "muy interesante" porque mantiene los nutrientes de las verduras al ser un cocinado corto. Como truco, indican meter las verduras en una bolsa con dos cucharadas de agua y dejar una apertura.