Actualizado 10/06/2014 12:20:34 +00:00 CET

La cuarta parte de las personas pobres en España tiene trabajo

cafetería, camarero, mujer trabajadora, ipc, empleo, paro
Foto: EUROPA PRESS

Más de 1,58 millones de ciudadanos viven con menos de 199 euros al mes

   MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El 23 por ciento de los 13 millones de personas que según el Instituto Nacional de Estadística viven en España bajo el umbral de la pobreza tienen un trabajo, y el 12 por ciento son jóvenes con formación, según un estudio realizado por Fundación Tomillo a partir de los datos oficiales que recoge la Encuesta de Condiciones de Vida.

   El informe ofrece un perfil de la pobreza en España que identifica siguiendo el índice AROPE seis categorías: los trabajadores (23%), los que están en paro (26,2%), las personas mayores o que se dedican al hogar (15,4%), los que tienen empleos de baja intensidad (15,7%) y los ciudadanos en una situación de privación material severa, el 8,1% del total.

   Además, detalla que el cuatro por ciento de la población, 1,58 millones de personas, se encuentra en situación de pobreza extrema. Se trata de ciudadanos con ingresos por debajo de 199 euros al mes: son el diez por ciento de los desempleados, el 3% de todos los trabajadores y el 6% de los jóvenes de España.

   Sobre los trabajadores en situación de pobreza (menos de 598 euros de ingresos al mes), explica que sus condiciones de bajo salario, temporalidad y precariedad sumadas al empeoramiento de las condiciones laborales de los últimos años, que ha repercutido en la merma e inestabilidad de sus ingresos, "les impide salir de la situación de pobreza y exclusión social".

CON UN TRABAJO Y EN POBREZA EXTREMA

   El 21 por ciento de estas personas que trabajan se encuentra en situación de pobreza extrema, con ingresos inferiores a 199 euros al mes. Confluyen además otros factores, como la vivienda o la presencia de hijos dependientes, que aumenta la probabilidad de caer en esta situación.

   En cuanto a los desempleados, este grupo concentra al 40 por ciento de las personas que viven en España en situación de pobreza extrema y cerca de la mitad afrontan una privación material severa. El mayor impacto lo sufren las familias en general y las de origen inmigrante en particular, con una mayor presencia que en otros perfiles.

   En el caso de los jóvenes, son el 12% de la población bajo el umbral de la pobreza en España y se trata en su gran mayoría de estudiantes y jóvenes que no estudian ni trabajan pero no se consideran en desempleo. En general, tienen un nivel educativo superior al de la media de la población española, el 27 por ciento del total está en el paro y el 40% afectado por empleo de baja intensidad.

EL 8% EN PRIVACIÓN MATERIAL SEVERA

   En este sentido, el informe aborda como perfil el de las personas con baja intensidad de empleo, el 16% de la población AROPE del país, y concluye que ninguna de ellas sufre privación material severa, aunque "el riesgo de pobreza es un problema". En este colectivo, el 23% tiene estudios superiores.

   El tercer grupo que analiza Fundación Tomillo es el de las personas mayores o que se dedican al hogar, el 15% de la pobreza. "Dado que son personas que, a priori, dependen de unas pensiones relativamente de escasa cuantía o que carecen de una fuente de rentas del trabajo se encuentran en riesgo de pobreza económica", explica el estudio. Dentro de este grupo, la pobreza extrema está por debajo de la media.

   En cuanto a quienes se encuentran en privación material severa, el grupo más reducido (el 8% de la población AROPE), la baja intensidad de empleo afecta a poco más del diez por ciento. Ninguna de estas personas puede afrontar gastos imprevistos, tres de cada cuatro no pueden mantener la casa a temperatura adecuada y la mitad tiene retrasos en el pago de recibos de la vivienda. El 32% no puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días.