La CEOE garantiza el compromiso de las empresas con la neutralidad climática en 2050 que exige un cambio global

Publicado 02/12/2019 12:29:21CET
La directora de Industria, Energía y Medio Ambiente de la CEOE, Cristina Rivero, en una entrevista con Europa Press.
La directora de Industria, Energía y Medio Ambiente de la CEOE, Cristina Rivero, en una entrevista con Europa Press. - CEOE - Archivo

   MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Las empresas españolas están comprometidas con el reto de que Europa se convierta en la primera región del mundo en alcanzar la neutralidad climática en 2050 pero reclaman a los responsables políticos que tengan en cuenta a todos los sectores y recuerdan que el reto de la emergencia climática exige un cambio global de toda la sociedad.

   La responsable de industria, energía y medio ambiente de la CEOE, Cristina Rivero, así lo ha manifestado en una entrevista con Europa Press con motivo del inicio este lunes en Madrid de la XXV Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU (COP25).

   Rivero ha destacado que tanto el Parlamento español como la semana pasada el Parlamento Europeo han declarado la "emergencia climática", lo que constata que el problema es "urgente" y es "la prioridad" de la nueva presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von Der Leyen. "Se trata de poner en el centro del tablero la emergencia climática", ha manifestado.

   Si bien, ha admitido que las contribuciones de los países no son suficientes para alcanzar el objetivo de limitar el incremento de la temperatura global a 2ºC "ni mucho menos" para llegar al reto del 1,5ºC, que es lo que aconseja la ciencia. Por ello, destaca que en esta COP25 hay dos retos fundamentales: iniciar el proceso en el que los países aumenten su ambición climática y analizar como se gestiona el nuevo papel de la sociedad civil que ha crecido tanto y situarlo.

   En todo caso, ha incidido en que Europa es "la primera región del mundo" que incluye el cambio climático como objetivo prioritario de su legislación y que lleva casi dos décadas con un comercio de derechos de emisión, ya que la primera política de cambio climático de la UE fue en 2001. "Los límites son cada vez estrictos y todas las instalaciones industriales están sujetas a los derechos de emisión, mientras los sectores difusos también tienen cada vez políticas más estrictas", comenta.

   "Las empresas están embarcadas en esto desde hace muchos años. El reto es formidable, aunque el coste no es tan fácil de valorar porque no todos parten del mismo punto de partida, ya que hay sectores en los que la descarbonización no es tan fácil porque no está desarrollada la tecnología. Pero estamos hablando de una transición a 30 años (2050) en la que aún hay muchos retos desde el punto de vista tecnológico", valora.

   Respecto a los objetivos fijados por el Gobierno de España cree que las empresas están alineadas con la neutralidad climática en 2050 y "volcadas con el cambio de modelo necesario", pero "lo difícil" es el ritmo y, en todo caso, insiste en que si esto es algo querido por todos, "hace falta un cambio global de toda la sociedad" y lamenta que uno de las principales barreras sea "la concienciación".

   Por ello, ha añadido que durante la Cumbre del Clima que se desarrollará hasta el 13 de diciembre, las empresas españolas mostrarán soluciones "innovadoras" que están desarrollando porque todos los sectores englobados en la CEOE han hecho "el ejercicio", ya que todos tienen claro el reto.

   Sin embargo, en este proceso que define como "complejo" y en el que Rivero asegura que la CEOE quiere ser "constructiva" pero pide al Gobierno que tenga en cuenta a los sectores porque "las soluciones van a llegar del sector privado" y hay que encontrar los incentivos para llevarlo a cabo. "Queremos ser un agente activo y positivo pero que no se tomen decisiones sin que estén valoradas desde el punto de vista social, económico y ambiental", ha reclamado.

   Respecto a la valoración de 235.000 millones de inversión hasta 2030 previstos para el Gobierno, la representante de la CEOE recuerda que el 80 por ciento llegará del sector privado y, aunque señala que la cifra es "lo que sale en los modelos económicos", falta "aplicarlo a la realidad", por lo que piden "condiciones" que permitan implantar el cambio de modelo.

   Por ello, insiste en el "fundamental papel" de las empresas en la Cumbre del Clima. "Pedimos que nos dejen participar y que no nos impongan medidas que a lo mejor no son las más adecuadas".

   En todo caso, opina que la primera barrera contra la emergencia climática es la concienciación por lo que urge a un cambio de comportamiento global, ya que las empresas "no tienen miedo", sino que se adaptan y evolucionan a los entornos y a la demanda de la sociedad".

   "El gran reto es que sea un objetivo asumido por todos a nivel político. Debe ser un objetivo de país y de toda la sociedad Porque la producción de las empresas se ajusta a lo que demandan los consumidores. Si los consumidores no demandan productos que emiten CO2, estos no se producirán", insiste.

   Finalmente, considera que la capacidad que ha demostrado España para organizar la COP25 en menos de un mes ha "alucinado" al mundo. "España va adelante con todo y es muy bueno para la imagen de España la capacidad de respuesta demostrada, de país solidario que apuesta por la multilateralidad y de nivel de concienciación", ha celebrado.

Contador