Actualizado 17/08/2009 14:13 CET

La Fundación Pere Tarrés beca este año a un 27,6% más de niños para actividades de verano

BARCELONA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Pere Tarrés becó este año a 249 niños para actividades de verano, un 27,6% más que el año pasado, con 195 becados, y el total de las becas sumó 47.000 euros.

El aumento de las ayudas se explica por la difícil situación económica que sufren muchas familias, con lo que las actividades de verano no se han librado del contexto general de crisis.

El secretario técnico del Movimiento de Centros de Esplai Cristianos de la Fundación Pere Tarrés (MCEC), Felipe Campos, afirmó que desde la fundación se ha hecho un "esfuerzo importante" para evitar que ningún niño se quede sin actividades de verano, gracias al programa Proinfancia de La Caixa y a las becas de nuestra institución.

En junio, calculó que este año habría un descenso de un 13 por ciento de las matrículas en las actividades para niños, pero aún no ha hecho una valoración definitiva, que realizará cuando terminen las actividades que aún están abiertas. De momento, en 2009 la Fundación registró una participación de 9.100 niños respecto a los 10.276 que lo hicieron durante 2008.

Esta fundación atiende a unos 3.000 menores y jóvenes en riesgo de exclusión social en sus 20 centros diarios situados en la provincia de Barcelona. De ellos, más de 2.100 acuden cada tarde a un centro o casal, y el 85 por ciento de ellos reciben algún tipo de ayuda.

Por otro lado, muchos jóvenes se dirigieron a la fundación para prestar sus servicios de forma altruista, tras la campaña que reclamaba monitores voluntarios. En total han sido más de 4.000 los jóvenes que se han hecho cargo de los menores, 300 de los cuales lo han hecho en los casales de la entidad.