Actualizado 29/10/2020 13:46 CET

El GECV cree que España puede salir "fortalecida" de la crisis económica si los fondos europeos se colocan rápido y bien

Un proceso natural para convertir gases en nitratos
Un proceso natural para convertir gases en nitratos - UNIVERSIDAD DE SEVILLA - Archivo

   MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Grupo Español de Crecimiento Verde (GECV) considera que España podría salir "muy fortalecida" de la crisis económica y social provocada por la pandemia del coronavirus si se logra establecer las sinergias público-privadas necesarias para asignar los cuantiosos fondos europeos de la reconstrucción "con inteligencia" y visión de "largo plazo", pero alertan de la conveniencia de fijar "metas concretas", así como reforzar la coordinación entre administraciones para lograr mecanismos de asignación que sean "rápidos" y "eficientes".

   Durante la presentación de '34 Casos de Economía Verde del GECV', el vicepresidente del GECV, Gonzalo Sáenz de Miera, ha manifestado que el Plan de Recuperación de la economía española presentado por el Gobierno de España va "en la buena dirección" y está alineado con el proyecto del Pacto Verde europeo, al tiempo que prioridades "adecuadas", puesto que apuesta por la descarbonización, la digitalización, la resiliencia, la cohesión social y territorial.

   Además, considera que los fondos son acordes con una situación "extraordinaria que requiere medidas extraordinarias" de confía en que España "puede salir muy fortalecida de esta crisis" si se asignan los recursos "con inteligencia" y visión de largo plazo.

   "Tenemos que ser conscientes de la trascendencia económica del plan, que supone disponer de 140.000 millones de euros en tres años, lo que representa casi el 5 por ciento del Producto Interior Bruto. Hemos de ser conscientes de la oportunidad económica que supone para España y ser conscientes también de que debemos invertirlos bien", ha apostillado.

   En este contexto, ha recordado que la mayoría de las proyecciones de organismos internacionales coinciden en que dar "invertir en verde es mejor para la recuperación económica a medio y largo plazo".

   En ese sentido, opina que el plan del Gobierno "conecta con esta tendencia", ya que plantea una transformación para avanzar hacia una economía más robusta en línea con el Pacto Verde Europeo y sin olvidar la emergencia climática. No obstante, a su juicio, ahora lo que hace falta es acelerar los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, que plantea transformaciones de sectores completos.

   Para Sáenz de Miera, España tiene "talento", "capacidad tecnológica" y empresas "punteras" que son capaces de sacar el "máximo partido" a esta "inyección extraordinaria de financiación". Sin embargo, se ha planteado si las estructuras administrativas y de transferencia de financiación pública al sector privado están preparadas para "abordar el inmenso reto" que supone invertir estos fondos a corto plazo, pero en proyectos de futuro que realmente transformen la economía.

   Si bien, ha añadido que en este contexto, para el GECV --que aglutina unas 70 Pymes y grandes empresas-- es necesario lograr una "mayor concreción" en las sucesivas fases de elaboración, con "metas concretas e hitos temporales" en cada uno de los 30 proyectos claves que se enuncian.

   Del mismo modo, insta a que se mejoren las garantías para que se utilicen "todos" los recursos de manera "efectiva" y "eficiente" en línea con el Pacto Verde Europeo y para ello reclaman mecanismos de asignación de recursos "rápidos" y eficaces así como una mejora de la coordinación entre los distintos niveles de la administración.

   "La simplificación de procedimientos administrativos en lo que se refiere a la autorización de los proyectos que deberían activarse, generalmente en el ámbito competencial de las comunidades autónomas", considera.

   Asimismo, ha añadido que para GECV es "indispensable" aprovechar esta oportunidad con una visión de "justicia intergeneracional", ya que se van a hipotecar ingentes recursos, lo que obliga a legar a las próximas generaciones una economía "más próspera, saludable, sostenible, competitiva y robusta".

   En el contexto actual, la asociación hace hincapié en que las administraciones públicas deben propiciar, fomentar y promover espacios de cooperación entre público, el sector privado y el sector social.

   En todo caso, ha alertado de que el mayor riesgo para la economía española en estos momentos sería no poder usar todos los recursos previstos para el país y, por ello, ha insistido en la necesidad de fortalecer la colaboración público-privada para acometer las inversiones a través de alianzas.

   "Entre el Gobierno y el sector privado se está trabajando en esto. Creo que el Gobierno tiene muy claro que hay que apostar por actividades que generen empleo e inversión ya, pero que generen futuro. No podemos apostar por actividades que cuando se acaben los apoyos vayan a desaparecer", ha manifestado Sáenz de Miera.

   Por otro lado, ha observado que es importante que a Bruselas lleguen mensajes de "consenso político, económico y social", de modo que, por parte del sector empresarial "se están abriendo canales" con el Gobierno para afianzar el diálogo entre los sectores privado y social y establecer asimismo puentes de comunicación.

   "Estamos en el momento de definir", ha recordado, y asegura que, en esa línea, la asociación empresarial busca que los planes nacionales de la reconstrucción "vayan en la buena dirección".

34 EJEMPLOS DE PRÁCTICAS EMPRESARIALES

   Por su parte, la directora de Medio Ambiente y Derechos Humanos de Telefónica, empresa de la Junta Directiva del GECV, Maya Ormazábal, ha presentado la guía con 34 casos de éxito de entre sus asociados que han sido seleccionadas por visualizar y hacer tangible con cifras y datos un modelo que "ha dejado de ser un objetivo de futuro para convertirse en una "realidad actual y necesaria".

   Se trata, según ha explicado, que el conjunto de ejemplos es heterogéneo que muestra una amplia variedad de enfoques con los que las empresas españolas apuestan por la economía verde y que incide en que el compromiso empresarial es independiente al tamaño de la organización o el sector, puesto que incorpora ejemplos de pequeñas, medianas y empresas.

   Ormazábal ha destacado que las 34 iniciativas son la prueba de que el crecimiento sostenible, lejos de ser una barrera al desarrollo económico, es una fuente de mejora de la competitividad y oportunidades de generación de empleo y prosperidad, que reporta beneficios ambientales y económicos no solo a las empresas que lo impulsan sino a la sociedad en su conjunto.

   Muchas de ellas --ha dicho-- son ejemplos reales y replicables y pueden ser de inspiración a otras entidades que quieran aprovechar la oportunidad de crecimiento y diferenciación que representa la economía verde y al potencial de España, al tiempo que "refleja la apuesta firme del GECV por una senda de desarrollo robusta, sostenible, resiliente y generadora de prosperidad".

   La publicación incluye recomendaciones a las políticas públicas para apuntalar el potencial de la economía verde en España como un modelo de crecimiento alineado con los objetivos climáticos del Acuerdo de Paris y la Agenda de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Contador

Para leer más