24 de febrero de 2020
 

El IEO investiga en aguas cercanas al Peñón los efectos ambientales de los vertidos de hormigón por orden de la Fiscalía

Actualizado 17/12/2013 22:17:09 CET
El 'Ramón Margalef', Buque Del Instituto Español De Oceanografía (IEO)
CEDIDO

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Español de Oceanografía (IEO) está realizando una investigación en las aguas cercanas al Peñón de Gibraltar para determinar los efectos de los vertidos de bloques de hormigón efectuados al mar desde la colonia británica por orden de la Fiscalía General del Estado, a través de la Fiscalía de Medio Ambiente.

Según han informado a Europa Press fuentes del IEO, se trata de la campaña de investigación científica VIATAR 11/13 sobre la situación medioambiental marina en el entorno del Peñon de Gibraltar.

La campaña se ha encargado al instituto de investigación a través de la Fiscalía General para que se realicen las acciones necesarias desde el punto de vista científico-ambiental con el objetivo de valorar la incidencia medioambiental de los vertidos de bloques de hormigón y piedras de cantera.

Concretamente, se están estudiando los habitat submarinos de los lugares donde se han efectuado estos vertidos para conocer la estabilidad y la sostenibilidad de estos ecosistemas.

El IEO ha precisado que la campaña se realiza en la parte cercana al Peñon en la Zona Especial de Conservación (ZEC) del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) ES6120032 Estrecho Oriental, de la región biogeofráfica mediterránea de la Red Natura 2000 de la Unión Europea. Esto significa que se trata de una zona altamente protegida por parte de la legislación europea por sus valores ambientales especiales.

El barco Ramón Margalef trabajó este lunes y este martes en estas aguas aunque a raíz de la aparición de algunas patrulleras gibraltareñas, se ha tomado la decisión de volver a puerto. En este momento, el buque de investigación oceanográfica está atracado en Algeciras.

Por su parte, este martes el gobierno de Gibraltar ha denunciado que el buque oceanográfico español Ramón Margalef, dependiente del Ministerio de Economía, ha navegado a menos de 250 metros de distancia del puerto del Peñón, en las aguas cuya soberanía se disputan España y Reino Unido.

España no reconoce a Reino Unido más aguas que las del interior del puerto de Gibraltar, dado que el Tratado de Utrecht de 1713 por el que cedió la ciudad de Gibraltar, junto a su castillo, puerto, defensas y fortaleza, a la Corona británica no incluía las aguas que rodean el Peñón.

Reino Unido, sin embargo, viene reclamando hasta tres millas náuticas de mar territorial basándose en la Convención del Mar de Naciones Unidas, que no existía cuando se firmó el Tratado de Utrecht.

En un comunicado, el Ejecutivo de Fabian Picardo ha condenado la última "incursión" del buque Ramón Margalef que, a diferencia de lo que venía siendo habitual en las entradas de buques españoles en las aguas en disputa, ha permanecido en las aguas en disputa por "unas 21 horas". Para Picardo, se trata de otra "escalada en la campaña de España contra Gibraltar por tierra y por mar".