Actualizado 28/06/2007 17:00 CET

Un Informe de la CSI denuncia la situación de los sindicalistas en Colombia, calificada de "inquietante"

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un reciente Informe de la Confederación Sindical Internacional (CSI), que representa a 168 millones de trabajadores en 154 países, denuncia los últimos asesinatos cometidos contra sindicalistas en Colombia y pide al Gobierno "una investigación exhaustiva de cada uno de los crímenes".

El documento recuerda que, en los últimos seis meses, fueron asesinados en Colombia el presidente del Sindicato de Agricultores del Cabuyal, William Cabuyales Díaz; la representante de Sindimanuela, Ana Silvia Melo; el representante de Sintratextil, Andrés Melán Cardona y el presidente de la Federación de Trabajadores Libres del Norte de Santander, Raúl Enrique Gómez Velasco.

El Informe también denuncia que "en Colombia, los asesinatos, actos de hostigamiento y amenazas de sindicalistas se han convertido en hechos cotidianos" y considera "inquietante" que, durante la última Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT, este país no formara parte del grupo de países que más viola los derechos laborales y los Derechos Humanos.

En una carta remitida al Gobierno colombiano, la CSI reclama una "investigación exhaustiva" de cada uno de los asesinatos así como la detención "de los culpables intelectuales y materiales y que sean juzgados por un tribunal competente, justo e imparcial". Asimismo, solicita que se apliquen "las sanciones previstas por la ley y se otorguen todas las garantías para el ejercicio pleno de las actividades sindicales".

El pasado mes de abril, la CSI envió un Informe a la OIT en el que denunciaba la implicación de los servicios de seguridad colombianos y los escuadrones de la muerte en el asesinato de miles de sindicalistas en este país desde los años 90.

En su informe, la CSI presentaba pruebas de la implicación del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) de Colombia y los escuadrones de la muerte paramilitares en el asesinato de por lo menos siete sindicalistas en la última década. Actualmente, el DAS se encuentra bajo la autoridad directa del presidente colombiano, Álvaro Uribe.