Actualizado 26/04/2007 18:05 CET

El presidente del CONAMA apuesta por poner en marcha un pacto político a favor del desarrollo sostenible

Destaca el papel de la RSC en el fomento del desarrollo sostenible aunque alerta de que las Memorias pueden ser "sólo maquillaje"

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del CONAMA, Gonzalo Echagüe, se mostró hoy partidario de poner en marcha un pacto político "de mínimos" que lance a la ciudadanía el mensaje de que hay que promover "un desarrollo sostenible diferente". "Hablamos de un concepto que no es sólo técnico, sino también político", subrayó.

"Lo ideal sería que este pacto no se convirtiera en un arma arrojadiza", indicó Echagüe en el transcurso de la presentación del Informe Conama 2006 en la Casa de América de Madrid, y reveló que ya se han realizado "algunos contactos". "No se percibe falta de concienciación entre los políticos" destacó, aunque reconoció que se trata de "un periodo político complicado porque estamos en elecciones".

Por otro lado, Echagüe detalló las características del 'Informe Conama 2006: Retos del desarrollo sostenible' que se divide en ocho áreas temáticas: el agua, el cambio climático, el desarrollo rural y la conservación de la naturaleza, la energía, los residuos y la contaminación, las infraestructuras y los transportes, la economía sostenible y las políticas de actuación.

Cada capítulo ofrece unos datos de interés --con las principales cifras de referencia de cada uno de los temas-- así como una serie de entrevistas con expertos y artículos. El Informe también consta de un DVD. Todo el material puede consultarse en internet, en la página web 'www.conama8.org'.

Respecto al papel de las ciudades para implantar un nuevo modelo de desarrollo, Echagüe fijó un plazo de 10 años. "Hemos de exigir que la salida del ciclo especulativo se plantee en términos de sostenibilidad", demandó el experto.

En materia energética, la responsable del área de proyectos del CONAMA, Marta Seoane --también presente en el acto--, recordó que nos encontramos "ante un problema de escasez de recursos energéticos pero, sobre todo, ante un problema de derroche de un recurso escaso".

"Está claro que sin un esfuerzo sustancial en el ahorro energético y en la gestión de la demanda no hay ninguna posibilidad de que la situación cambie sustancialmente", indicó la experta que pronosticó "un periodo de transición" para alcanzar tales objetivos. Seoane también apostó por las energías renovables, especialmente las eólicas, para alcanzar estos objetivos.

En cuanto a los residuos y la contaminación, Echagüe recordó que los residuos sólidos urbanos han aumentado un 60 por ciento en los últimos quince años y, en la misma línea que Seoane, apostó por la concienciación y un cambio en las pautas de consumo "para controlar la contaminación, sin olvidar otras medidas como la fiscalidad".

Respecto al agua, el consumo de este recurso se ha duplicado en los últimos 20 años por lo que se hace "urgente" poner en marcha sistemas eficientes "aunque el desequilibrio entre la demanda y la disponibilidad no puede solucionarse únicamente aumentando la oferta y mejorando la eficiencia, sino asumiendo también el ahorro como objetivo".

En el capítulo de desarrollo rural, los ponentes aludieron al éxito del turismo sostenible aunque insistieron en que hay que "racionalizar la planificación y la gestión de este tipo de turismo para evitar el deterioro de los espacios protegidos" ya que "no está demostrado que en nuestro país sea sinónimo de motor de desarrollo, salvo en muy contadas ocasiones como en Doñana o Monfragüe". Respecto a las infraestructuras, todos los asistentes coincidieron en que no pueden quedar obsoletas.

INCIRPORACIÓN DE CRITERIOS ETICOS

En este contexto, el papel de la RSC resulta fundamental ya que ha supuesto "una clara incorporación de los criterios éticos en la política empresarial en relación con la sostenibilidad pero corre el riesgo de convertirse en una mera herramienta de comunicación". "El papel de las Memorias de Sostenibilidad es importante pero no deben ser sólo maquillaje", insistió Echagüe.

Asimismo, el experto recordó que, durante la celebración del CONAMA, el pasado mes de noviembre en Madrid --un evento al que acudieron cerca de 10.000 personas--, se lanzó la propuesta de una metodología de valoración de intangibles para convertir la RSE en una herramienta de gestión.

En este sentido, recordó que el 90% de las empresas que han adoptado una política de sostenibilidad han percibido beneficios "tangibles e intangibles", al tiempo que aludió la reciente creación de la Asociación de Empresas de Medio Ambiente (ASEMA) y la Federación Española de Asociaciones de Medio Ambiente (FEAMA).

Además, Echagüe se mostró partidario de utilizar la fiscalidad "como herramienta ambiental" y lamentó la escasa integración del principio de "quien contamina paga" ya que, actualmente, "en España quien contamina paga poco". Finalmente, en todo este proceso, el experto insistió en la importancia del papel de los consumidores.

Por otro lado, Echagüe mencionó que el libro se compone de otros dos capítulos: 'Encuentro local y Encuentro Iberoamericano'. En este punto, desde CONAMA proponen el canje unilateral de la deuda externa por el conocimiento, "con el que se crearía un fondo para poner en valor la información que procede de la investigación".