RSC.- Abener y NEAL firma en Argelia el contrato de la primera central híbrida solar-ciclo combinado del mundo

Actualizado 05/01/2007 18:30:04 CET

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

Abener y NEAL han constituido la firma Solar Power Plant One (SPP1), que gestionará en Argelia el contrato de la primera central híbrida solar-ciclo combinado del mundo en Argelia

El proyecto, promovido por esta sociedad conjunta constituida a tal efecto, operará y explotará la central durante un periodo de 25 años y la totalidad de la energía producida será comprada por la sociedad estatal argelina 'Sonatrach'.

La planta estará dotada con un campo solar de tecnología cilindro- parabólica de 25 MW y proporcionará energía térmica complementaria a un ciclo combinado de 130 MW. La superficie reflectante del campo solar superará los 180.000 metros cuadrados, según explica Abener en un comunicado.

Pero la principal novedad del proyecto es el aprovechamiento eléctrico del calor generado en la misma turbina de vapor que aprovecha el calor residual de la turbina de gas.

Esta configuración es doblemente eficiente porque minimiza la inversión asociada al campo solar, dados los elementos comunes con el ciclo combinado, a la vez que reduce las emisiones de CO2 asociadas a la planta convencional.

El acto de presentación del proyecto, que tuvo lugar recientemente, estuvo presidido por el ministro de Energía y Minas de Argelia, Chakib Khelil y contó con la presencia del vicepresidente de 'Sonatrach', Ali Hached, el presidente de 'Sonelgaz', Noureddine Boutarfa y el director general de Abener, Manuel Valverde, entre otros.

Argelia fue, en marzo de 2004, el primer país fuera del marco de la OCDE en implantar un esquema de incentivos a la producción de energía eléctrica termosolar con el objetivo de diversificar sus fuentes de energía y aprovechar el potencial que ofrecen sus recursos de energías renovables, con el fin de cubrir en 2010 un 5% de su producción eléctrica con fuentes renovables y con vistas a convertirse a largo plazo en uno de los suministradores de energía 'verde' a Europa a través de varios proyectos de interconexión eléctrica submarina en estudio.

El potencial solar de esta región es muy importante. Si se aprovechara el 1% de la superficie del Sáhara con plantas termosolares, se podría producir toda la energía eléctrica que consume el planeta. Y Argelia es el país con mayores posibilidades en este área. Sin duda, --añade el comunicado--, la nueva central "consolida a Abener como el primer constructor mundial con referencias en todas las tecnologías termosolares en desarrollo".