Actualizado 15/06/2007 20:46 CET

RSC.- Casi 700 transportistas realizaron los cursos de conducción eficiente de la Agencia Andaluza de la Energía

Los conductores pueden ahorrar hasta un 18% de combustible gracias a las técnicas aprendidas en estos cursos

SEVILLA, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El delegado provincial de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Álvaro Julio, clausuró hoy en Sevilla el último curso de conducción eficiente para vehículos industriales de los 61 que se han realizado en las diferentes provincias andaluzas.

Álvaro Julio, acompañado del presidente de la Federación Andaluza de Transportes, Lino Fernández, pudo comprobar cómo los conductores pueden ahorrar hasta un 18 por ciento de combustible, gracias a las técnicas aprendidas en estos cursos.

Se pueden destacar seis reglas de oro: mantener el motor en velocidades de giro intermedias (1.100-1400 rpm), procurar que la caja de cambios esté siempre en la marcha más larga posible, evitar acelerar a fondo, mantener la caja en neutro en las paradas y detenciones de la circulación, aprovechar siempre la inercia y anticiparse a los acontecimientos del tráfico, indicó la Delegación Provincial en un comunicado.

En total, han sido 649 conductores, principalmente del sector del transporte de mercancías (un 74,14%) y del transporte de viajeros (7%), los que han podido hacer de forma gratuita uno de estos cursos incentivados por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa a través de la Agencia Andaluza de la Energía e impartidos por la Federación Andaluza de Transportes.

En concreto, han realizado estos cursos para vehículos industriales que empezaron el pasado 28 de noviembre, 289 alumnos de Sevilla, 128 de Cádiz, 69 de Málaga, 62 de Granada, 45 de Jaén, 44 de Huelva y 12 alumnos de la provincia Córdoba, con edades comprendidas entre los 21 y los 55 años (un 47,57% eran menores de 35 años). De ellos, 17 eran mujeres.

Así, aprendiendo a reducir la potencia utilizada, aumentando el rendimiento del motor, adaptándose a las condiciones de la circulación y aprovechando la inercia de los vehículos, entre otras técnicas, los alumnos disminuyen el riesgo de accidentes porque aprenden a adelantarse a las situaciones y contribuyen a partir de ahora, a reducir las emisiones contaminantes en cerca de 10.000 toneladas de CO2 anuales.

AHORRO DE GASÓLEO.

Pero el beneficio no es sólo medioambiental. Los conductores han realizado durante estos cursos un total de 10.696 kilómetros, donde los 649 alumnos han conseguido una media de ahorro en el consumo del 17,44% por cada 100 kilómetros, lo que equivale a 1.800 litros de gasóleo por vehículo.

Ello les supone un ahorro económico de unos 1.915 euros anuales en un recorrido de 80.000 kilómetros a lo que se suma el ahorro indirecto que se consigue en el mantenimiento de neumáticos, frenos y revisiones que llega a los 4.180 euros por año y vehículo.

"Es un ahorro considerable que si se trasladara a los más de 800.000 camiones que hay censados en Andalucía representaría un ahorro de combustible muy importante, teniendo en cuenta que el 36,6% del consumo de energía final, corresponde al Transporte. Es el sector más consumidor", concluyó el delegado.