Actualizado 04/07/2015 18:31 CET

El Gobierno y 17 grandes empresas crean el Grupo de Crecimiento Verde para luchar contra el cambio climático

Isabel García Tejerina se reune con 17 empresas para hablar de cambio climático
MAGRAMA

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina ha asegurado que, "a pesar de las malas perspectivas" que había al principio de la legislatura, España "va a ser capaz de acreditar este mismo año que ha cumplido con los compromisos

que firmó en el Protocolo de Kioto.

Así lo ha asegurado en una reunión que ha mantenido con representantes de 17 grandes empresas españolas para hablar de cambio climático antes de la próxima cumbre convocada por la Organización de Naciones Unidas que se celebrará a partir del martes en Nueva York (Estados Unidos). "No puedo dejar de señalar que los países europeos contamos con la autoridad de haber liderado el Protocolo de Kioto", ha añadido.

El ministerio y 17 grandes empresas están promoviendo la creación del Grupo de Crecimiento Verde español (GGG Spain) para la lucha contra el cambio climático porque quiere que España juegue "un papel activo en el nuevo acuerdo internacional vinculante de cambio climático de París 2015", algo para lo que considera "necesario" el apoyo de "empresas comprometidas".

Así, las empresas fomentarán su participación, compartirán información, identificarán oportunidades y apoyarán la presencia española en los foros internacionales en este materia. El grupo se constituye bajo el modelo del Green Growth Group europeo, que agrupa a los distintos países de la UE y que discuten políticas de economía verde y baja en carbono.

Diez de las 17 empresas participan en el IBEX 35: Iberdrola, Banco Santander, Mapfre, Ferrovial, Técnicas Reunidas, Telefónica, OHL, FCC, BBVA y Acciona, mientras que las otras 7 son Heineken, Renfe, Isover, NH, Ecoalf, Ence y Grupo Hera.

La cita se ha producido antes de que la ministra acuda a la Cumbre sobre cambio climático convocada por la Organización de Naciones Unidas en Nueva York la próxima semana con una delegación en la que también participa el titular de Exteriores, José Manuel García Margallo, y que encabezarán los Reyes Felipe y Letizia.

"Si corresponde a los Gobiernos diseñar un marco normativo estable y seguro, fijar unas reglas del juego claras y marcar unos objetivos comunes, las empresas sois actor principal en la lucha contra el cambio climático. Vuestras decisiones van a ser el gran motor que impulse la lucha contra el cambio climático", ha afirmado.

ESPAÑA QUIERE UN PAPEL INTERNACIONAL ACTIVO

En este contexto, García Tejerina ha subrayado que España quiere jugar "un papel activo" en el nuevo acuerdo internacional vinculante de cambio climático que ha de adoptarse en la Cumbre de París 2015", para lo que considera necesario el apoyo de las empresas comprometidas con el medio ambiente, así como su experiencia y vocación.

El objetivo de la reunión de Nueva York es lograr que todos los participantes se esfuercen en reducir las emisiones de gases de efecto invernadero acordando objetivos previos a la Cumbre de 2015 tanto la próxima semana como en la Conferencia de las Partes de Perú.

"Creemos que España puede jugar un papel clave en este último tramo de la negociación internacional antes de la Cumbre de París; además, estamos seguros de que contaremos con el apoyo, la experiencia y la complicidad del Comisario europeo", ha añadido.

Asimismo, ha indicado que la postura del Gobierno es que los objetivos sean "tan ambiciosos como realistas" porque la credibilidad de la lucha contra el cambio climático pasa por que las metas sean alcanzables, lo contrario solo conduce a la frustración". A su juicio, es "imprescindible" que se desarrollen en un marco jurídico estable, que ofrezca seguridad a los países y a los inversores.

Por otro lado, respecto a los objetivos de la Unión Europea en esta materia, ha manifestado que aunque la posición del Gobierno es "positiva", sin embargo es preciso avanzar en el fortalecimiento de las interconexiones energéticas con el resto de los Veintisiete.

En todo caso, ha insistido en que España ha asumido que el reto del modelo energético es avanzar en la transición hacia una eoconomía baja en carbono, algo que "solo pueden hacer las empresas y el Gobierno quiere que sean empresas españolas".

La ministra ha manifestado que quiere que España sea un "referente" de sostenibilidad y de crecimiento verde. Nuestro propósito es claro, queremos que la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero sea efectiva; y que sea la base de un modelo de crecimiento sostenible, capaz de generar empleo", ha apostillado.

Finalmente, la ministra ha expuesto a las empresas los proyectos Clima y los Planes de Impulso al medio Ambiente (PIMA) y se ha referido también a la reciente puesta en marcha del proyecto Huella de Carbono y su Registro asociado, una herramienta que permite a las empresas cuantificar las emisiones de gases de efecto invernadero que son liberadas a la atmósfera como consecuencia de su actividad (su huella de carbono) y reducirla mediante la utilización de sumideros nacionales.

Para leer más