Publicado 24/08/2021 15:39CET

El Servicio de Atención a Víctimas realiza más de 8.200 actuaciones en Granada en el primer semestre del año

El delegado territorial de Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta en Granada, Enrique Barchino, en el SAVA
El delegado territorial de Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta en Granada, Enrique Barchino, en el SAVA - JUNTA

GRANADA, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Asistencia a las Víctimas en Andalucía (SAVA) en Granada ha llevado a cabo en el primer semestre del año un total de 8.272 actuaciones de carácter general, asesoramiento jurídico, atención psicológica y asistencia social, según las estadísticas de esta prestación que gestiona y ofrece de forma gratuita la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local.

Durante 2020, este servicio realizó un total de 9.580, según ha detallado este martes la Junta en una nota de prensa sobre este servicio, que surgió para poder dar "una respuesta especializada e integral a las necesidades específicas de las víctimas de cualquier delito en todos los ámbitos, mediante una intervención de carácter interdisciplinar", con un equipo técnico especializado integrado por psicólogos, juristas y trabajadores sociales.

"Pero en la Consejería que dirige Juan Marín hemos querido ampliar este servicio para podar dar cobertura a las víctimas de toda la provincia, sin necesidad de que tengan que desplazarse hasta la capital y por eso hemos ampliado con un equipo itinerante que da servicio también desde Santa Fe, Almuñécar y Loja al resto de partidos judiciales de la provincia", ha explicado el delegado territorial de Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta en Granada, Enrique Barchino.

"El SAVA itinerante está funcionando muy bien, porque nos está permitiendo llegar a muchas víctimas que antes no acudían a este servicio porque no podían desplazarse. Los datos lo demuestran pues las cifras de atenciones son incluso mejores que en 2019, antes de la pandemia, ya que en el primer semestre de ese año se realizaron 3.957", ha recordado el delegado.

De esta forma, durante los seis primeros meses del año se beneficiaron en la provincia granadina un total de 1.021 personas, que accedieron a un recurso gratuito ubicado en las sedes judiciales, donde se ofrece un servicio público que facilita apoyo jurídico, social y psicológico a las víctimas de delitos que así lo requieran. No obstante, en total 1.418 personas fueron atendidas si se suman las que en algún momento solicitaron algún tipo de información.

La gran mayoría de las personas atendidas siguen siendo mujeres, con un 85,49 por ciento, y la franja de edad más habitual de las personas que acuden al SAVA es de entre 30 y 44 años (36,67 por ciento). El 71,76 por ciento acabó interponiendo una denuncia por los hechos que motivaron su asistencia, mientras que el 19,90 por ciento decidió no hacerlo y el 8,33 por ciento optó por retirarla.

En cuanto a los delitos más habituales por los que se solicitó las prestaciones de este servicio fueron: torturas y otros delitos contra la integridad moral (35,27 por ciento), lesiones (24,89 por ciento) y contra la libertad (18,97 por ciento). El 57,06 por ciento de los usuarios del SAVA son de la provincia, "lo que viene a demostrar lo necesario que era ampliar este servicio y acercarlo a las víctimas a su lugar de residencia".

De esta forma, el perfil medio de la persona usuaria del SAVA refleja que se trata mayoritariamente de una mujer, de entre 30 y 44 años, soltera, en situación de desempleo, con domicilio en la provincia, que ha sufrido un delito de tortura o contra la integridad moral y cuya relación con el autor del delito es de expareja. Por contra, el perfil medio del victimario refleja que es un hombre, también de entre 30 y 44 años, ya que el 92,38 por ciento de los presuntos autores del delito que motiva la asistencia son de género masculino.

Asimismo, en las dependencias del SAVA Granada se ha atendido a un total de 136 menores, 96 niñas y 40 niños, como víctimas también de delitos. Es una cifra que ya supera con creces al número total de menores atendidos durante 2020, cuando fueron 87.

En este primer semestre el SAVA ha realizado 626 actuaciones relacionadas con la violencia de género y otras 160 con la violencia doméstica. La mayoría de las víctimas de violencia de género (46,81 por ciento) tenía entre 30 y 44 años de edad y en el 23,32 por ciento de los casos, entre 18 y 29. Además el 47,28 por ciento de ellas se encuentran en situación de desempleo. Precisamente, uno de los objetivos de la puesta en marcha del servicio itinerante es "acercar el servicio a este tipo de víctimas más vulnerables, como son las de violencia de género", ha señalado Barchino.

Contador