Andalucía atiende a 1.509 menores extranjeros no acompañados en 2018 y pide a la UE implicación

Sánchez Rubio jornada sobre menas en Málaga
JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 14/06/2018 15:04:50 CET

MÁLAGA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, ha explicado que Andalucía ha atendido en lo que va de año a un total de 1.509 menores extranjeros no acompañados (Menas), instando a la Unión Europea a que no "de la espalda" al fenómeno migratorio.

Así se ha pronunciado Sánchez Rubio este jueves en Málaga, en el marco de la Jornada sobre el sistema de protección de Menas, organizada por el Defensor del Menor de Andalucía y Save the Children, donde ha destacado el incremento del 97 por ciento en los menores de edad llegados a la comunidad andaluza desde 2016 a 2017, año en el que se atendieron a 4.172.

"En Andalucía somos una puerta directa de entrada, en lo que va de año son más de 8.300 adultos los que han entrado, de los que 1.509 eran menores no acompañados y, por tanto, nuestras estructuras de protección de menores están funcionando con dificultad a pesar de que vamos creando más espacios y más centros", ha señalado la consejera.

En este sentido, ha resaltado la contratación realizada por su departamento recientemente de 300 plazas residenciales para el acogimiento de menores extranjeros no acompañados en las provincias de Almería, Cádiz, Granada y Huelva. Se mantendrá así la capacidad de respuesta de este servicio de acogida tras la finalización de los contratos de emergencia aprobados en 2017, ha asegurado.

En este contexto, Sánchez Rubio ha subrayado que "se hace necesario definir una estrategia en dos planos. Por un lado, acciones con el Gobierno para lograr que comprenda que la realidad a la que nos estamos enfrentando en Andalucía, y que es una cuestión del Estado. Se trata de que tome partida como institución competente. Algo que esperamos y deseamos que suceda con este nuevo gobierno".

Y por otro, "es esencial desarrollar una estrategia con Marruecos, haciéndole ver el riesgo real que corren sus ciudadanos al cruzar la frontera en patera o en bajos de vehículos, y la responsabilidad que sobre los mismos tienen. Que Marruecos tome conciencia de una situación que no le es ajena, que asuman la responsabilidad de control real en fronteras y de búsqueda y retorno de esos menores con sus familiares".

La consejera ha explicado en estas jornadas que "Andalucía no cuenta con centros de protección de menores creados específicamente para la atención a menores extranjeros no acompañados, ya que son atendidos con los mismos recursos, dispositivos y servicios que el sistema de atención a la infancia y a la familia pone a disposición de los menores nacionales".

"Existen centros en determinadas provincias que como consecuencia de la repetida casuística desarrollan intervenciones y actuaciones prácticamente en exclusivamente con dichos menas", ha especificado. Para ello, ha afirmado que la Junta "ha apostado claramente por la calidad en la atención residencial de todos los menores que viven en nuestros centros de protección infantil".

De esta manera, se han puesto en marcha "recursos específicos para la atención de las nuevas necesidades, idiomáticas y culturales, lo que supone un incremento sustancial del presupuesto destinado a la financiación de los centros de protección, más profesionalización del personal, mejores retribuciones y más formación especializada".

LA POLÍTICA MIGRATORIA, ASUNTO INTERTERRITORIAL

La responsable de políticas sociales en Andalucía ha hecho hincapié en que "los niños que vienen a Andalucía, procedan de donde procedan y lleguen por lo que lleguen, son menores nuestros, que son atendidos exactamente igual", incidiendo en que "es lo que dice la ley".

Ha recordado que "la determinación de la edad es muy importante porque, finalmente, por el sistema sanitario, educativo, judicial y social son niños que tienen que estar atendidos con prioridad exactamente igual que los que han nacido aquí y están en desprotección".

Por todo ello, Sánchez Rubio ha anunciado que "vamos a plantear la conveniencia de que este tema se aborde en el consejo interterritorial de salud y de política social en el Ministerio para coordinar y ordenar la acción de todas las comunidades autónomas y plantear a la UE que no puede dar la espalda al fenómeno de la política migratoria".

En este sentido, ha señalado que "al final, los países del sur, los que estamos en contacto con estas realidades, vamos a tener que afrontar esta intervención y hacerlo coordinados con la UE y con el Gobierno es la única posible solución para que se haga según vayamos teniendo necesidad, porque esto es imprevisible".

Ha dicho que se trata de un tema de derechos humanos, recordando que "como país llenamos barcos de españoles que fuimos a Latinoamérica, a países empobrecidos como era Argentina o México y allí nos incorporaron y estuvimos atendidos", reivindicando que "por esa memoria histórica que este país tiene y además tan reciente, preparémonos, intervengamos y hagamos las cosas respetando los derechos humanos".

Por otro lado, Sánchez Rubio ha subrayado que "no solo atendemos a los menores de edad, ya que contamos con el Programa +18, que les asegura orientación y acompañamiento, tutorización en las primeras experiencias laborales, o en el acceso de la vivienda, cuando alcanzan la mayoría de edad".

Un total de personas 1.848 jóvenes extuteladas recibieron el pasado año en Andalucía una atención integral a través del Programa de Mayoría de Edad. Sánchez Rubio ha destacado el elevado éxito del programa, ya que un 60 por ciento de sus participantes han logrado un alto nivel de autonomía.

La consejera ha señalado que la política con los menores extranjeros no acompañados debe basarse en tres líneas de actuación: la prevención de estas migraciones, a través de la adopción de medidas centradas en el desarrollo social y económico de las zonas de origen, así como en la lucha contra las redes de tráfico de personas; la asistencia y protección de los menores extranjeros no acompañados que se encuentren en territorio español; y el retorno asistido de los menores al seno de sus familias o a la institución de tutela del país de origen, así como su reinserción social.

JORNADA SOBRE MENAS

La Jornada sobre el sistema de protección de Menas tiene como objetivo ser un espacio de reflexión y colaboración entre entidades públicas y privadas que permita analizar las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades actuales de los dispositivos de atención a Menas en la detección, identificación y protección, de manera que se identifiquen las mejores prácticas en el ámbito estatal y autonómico, y buscar vías de mejora del sistema para ver garantizados todos los derechos de estos niños y niñas.

Por su parte, el Defensor del Pueblo y del Menor en Andalucía, Jesús Maztu, ha destacado la necesidad de abordar este tema "de rabiosa actualidad", apuntando que el barco 'Aquarius' ha puesto de manifiesto esta realidad. "Ojalá el 'Aquarius' sirva para introducir un nuevo paradigma en términos de recepción, acogida e integración", ha añadido el director de Save the Children España, Andrés Conde, considerando que España "ha dado un paso en términos de cumplimiento de derechos y de respuesta humanitaria".

Maztu ha insistido en que es un tema "nacional y europeo", haciendo hincapié en que "los niños son personas y no pueden ser separados por países, modelos económicos o estructuras. Así, ha lamentado que "hay unos restos de xenofobia por miedo", criticando al ministro italiano por decir que "era una victoria haber parado y alejado al 'Aquarius'; es de una crudeza inmoral".

Respecto a los menores no acompañados, Conde ha asegurado que España tiene "recursos humanos, económicos y técnicos para atender su situación", indicando que es "imprescindible" una reforma del sistema de acogida y de protección de estos niños y que se aborde la migración con una política de estado, pues actualmente es una responsabilidad transferida a las comunidades autónomas.