Actualizado 02/04/2016 17:48 CET

Junta y Hogar Abierto colaboran en una jornada para la captación de familias de acogida

MÁLAGA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Begoña Tundidor, ha puesto en valor la función que están realizando las familias acogedoras que en la provincia de Málaga procuran un hogar a 757 menores del Sistema de Protección de la Junta. Asimismo, ha informado de que el Gobierno andaluz y Hogar Abierto colaborarán en una jornada informativa para la captación de familias de acogida.

   Tundidor ha agradecido "la solidaridad de las familias que permiten en Málaga que el 80 por ciento de los menores con necesidad de protección se encuentre integrado en el seno de una familia, evitando así su institucionalización".

   En este sentido, ha incidido en que el acogimiento familiar es, por tanto, la medida más extendida en Málaga para la protección de menores por parte del Gobierno andaluz, ya que en torno al 80 por ciento de los 982 menores que tienen alguna medida de protección --guarda o tutela-- en la provincia malagueña está acogido por una familia.

   Para la captación de nuevas familias acogedoras la Junta acompañará a Hogar Abierto, Institución Colaboradora para la Integración Familiar en Málaga, en una jornada de puertas abiertas que celebra esta entidad este domingo en el recinto ferial de Fuengirola (Málaga).

   Esta jornada, que se inicia a las 11.00 horas, contará con charlas, expositores informativos y actividades dirigidas a los asistentes más pequeños, como globoflexia, castillos hinchables, pintacaras y juegos, según ha explicado la Junta a través de un comunicado.

   Tundidor ha afirmado que "el compromiso de la Junta es continuar en este camino y que nuevos hogares se sumen a esta medida", para lo que, ha agregado, "anualmente las entidades colaboradoras en el Programa de Acogimiento familiar en Málaga, Hogar Abierto e Infania, desarrollan diversas campañas de difusión e información sobre el Programa de Acogimiento Familiar, que dan a conocer su funcionamiento y los beneficios que suponen a los menores más vulnerables".

   La Junta de Andalucía, a través del Servicio de Protección de Menores, "se mantiene alerta en coordinación con otras administraciones, entidades, fuerzas de seguridad y la propia ciudadanía, para que en el caso de los menores cuyos padres o tutores no han cumplido con la protección que les obliga su responsabilidad parental o lo han podido hacer de forma inadecuada, se proporcione a estos niños la atención que precisan", ha explicado la delegada.

   La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales dispone de una línea telefónica (902-102-227), en la que un equipo de profesionales proporciona a las personas interesadas toda la información que necesiten sobre el programa de acogimiento y cómo se puede colaborar con esta medida de protección de la infancia.

   Además, mantiene en Málaga conciertos con dos instituciones colaboradoras de integración familiar para el acogimiento, Hogar Abierto e Infania, que cuentan con equipos de profesionales en el campo de la psicología, el trabajo social y el derecho para proporcionar la atención más apropiada que requieren las familias de acogida y las menores y los menores acogidos.

   Las familias interesadas deben ser declaradas idóneas para realizar el acogimiento, un estudio de carácter gratuito que elaboran equipos de profesionales de las instituciones colaboradoras, a través de sesiones informativas y formativas, y entrevistas psicosociales.

   Posteriormente, una vez iniciado el proceso de acogimiento, al igual que ocurre con la adopción, un equipo de profesionales se encarga también de hacer un seguimiento de la situación del menor y de dar apoyo a la familia.

   En concreto, existen varias modalidades de acogimiento. El temporal, se aplica cuando se prevé una reinserción a corto plazo del menor con la familia biológica, y tiene un plazo máximo de dos años y el acogimiento de urgencia, con un plazo máximo de seis meses.

   El acogimiento permanente se prevé cuando la situación de la familia biológica aconseja una integración más duradera con otra familia, y puede llegar hasta la mayoría de edad del menor. El acogimiento familiar es incompatible con la adopción, que conlleva la ruptura de vínculos del menor con su familia biológica.