Publicado 02/03/2019 11:41CET

La Junta recuerda que el disfrute de una vivienda turística implica la entrega al usuario de un documento como contrato

Vivienda turística
GVATURISME - Archivo

SEVILLA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Consumo, dependiente de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, ha realizado una serie de recomendaciones relativas a la formalización de contrato y acceso, precios y reserva en las viviendas con fines turísticos, y ha hecho hincapié en que el disfrute de una vivienda con este fin implica la entrega de un documento a modo de contrato por parte de la persona o entidad arrendadora de la misma.

Según ha detallado la Consejería de Salud y Familias en una nota de prensa, el referido documento, que deberá ser cumplimentado y firmado por el usuario, constará de datos como el nombre de la persona o entidad que arrienda la vivienda, el código alfanumérico de inscripción en el Registro de Turismo de Andalucía, el número de personas que la van a ocupar, las fechas de entrada y salida, y el precio total de la estancia.

Los usuarios, para hacer uso de la vivienda, deberán presentar su documento de identificación para cumplimentar el oportuno parte de entrada. Asimismo, la copia del documento contractual deberá ser conservada por la persona o entidad explotadora durante un año.

Otro de los aspectos que recuerda la Junta es la obligación que tiene el arrendador de entregar justificante del pago de los servicios y de los anticipos, en su caso, efectuados.

Sobre las condiciones de precio, reserva, anticipos y, en su caso, cancelación, se regirán por lo expresamente pactado por las partes, de forma que estas condiciones deberán ser detalladas y publicitadas con carácter previo a la contratación. En el momento de hacer la reserva, se facilitará a los usuarios un justificante de haber hecho la misma, en el cual se informará del precio total de la reserva, anticipos efectuados y, en su caso, penalizaciones aplicables.

La Junta añade que si dichas condiciones no han sido pactadas expresamente entre las partes, las personas o entidades arrendadoras de las viviendas podrán exigir a los usuarios que hagan la reserva un anticipo del precio en concepto de señal, hasta un máximo del 30 por ciento del total de la estancia.

Por último, ha recordado que ante cualquier duda o consulta sobre este tema, se puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Familias.

Este se trata de un servicio multicanal al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web 'www.consumoresponde.es', del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es o del perfil de Twitter @consumoresponde.

También se puede recibir asesoramiento en los servicios provinciales de Consumo presentes en todas las capitales de provincia, así como en las oficinas municipales de información al consumidor (OMIC) y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias. En Consumo Responde existen varios artículos con información complementaria, en 'www.lajunta.es/12iuz'.