La Junta reivindica el talento de los andaluces como "factor de atracción" de inversiones en Andalucía

Antonio Ramírez de Arellano.
EUROPA PRESS ANDALUCÍA - Archivo
Actualizado 15/11/2018 16:43:59 CET

SEVILLA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía, Hacienda y Administración Pública, Antonio
Ramírez de Arellano, ha reivindicado este jueves la formación y el talento de los andaluces como "factores de atracción" de inversiones en Andalucía.

Así lo ha manifestado durante la visita a las instalaciones de la empresa VS Sistemas en Sevilla, filial del Grupo Visasur, dedicada a la consultoría empresarial y tecnológica, donde también se ha referido al "círculo virtuoso" del I+D+i, en el que la innovación contribuye a generar valor.

El consejero ha alabado el proyecto empresarial que representa VS Sistemas como un referente de la realidad económica andaluza, que ha tenido éxito durante la crisis y que servirá de ejemplo ahora que se está trabajando ya en la elaboración del Plan de Desarrollo Económico de Andalucía 2027.

"La digitalización es un lugar común para aquellos que hablan de la economía del futuro y de la administración del futuro, porque la incorporación de nuevas dimensiones al proceso de aceleración de
la economía no suma sino que multiplica", ha subrayado y ha añadido que "nos hemos dado cuenta de que corremos mucho más digitalizando los negocios que aumentando la capacidad de los microprocesadores".

Ramírez de Arellano también ha querido valorar el "carácter emprendedor" de los andaluces que ha permitido que en los últimos 40 años se hayan creado 400.000 empresas netas en Andalucía, "más de los que correspondería por el peso en el PIB".

Asimismo, ha recordado que el 90 por ciento de los empleos que se han recuperado tras la crisis "son mérito de empresarios y trabajadores que son los auténticos protagonistas del crecimiento". Al hilo, ha criticado el "catastrofismo" de algunos analistas económicos que "se olvidan" del éxito de los empresarios en los últimos años, en los que se han recuperado 50.000 de las 70.000 empresas perdidas y casi 400.000 empleos de los 600.000 destruidos durante la crisis.