Actualizado 30/07/2009 14:25

Alternatiba denuncia la presencia de la lehendakari en funciones en la procesión religiosa de Azpeitia

BILBAO, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

Alternatiba exigió hoy a los representantes institucionales que, "por respeto a todas las confesiones religiosas", antepongan el laicismo y rechacen tomar parte en actos de tipo religioso, tras conocer la presencia de la lehendakari en funciones, Isabel Celáa, en la procesión de San Ignacio, en Azpeitia (Gipuzkoa).

En nota de prensa, el dirigente de Alternatiba Oskar Matute criticó la anunciada presencia de la lehendakari en funciones, Isabel Celáa, en la procesión de Azpeitia, una cita tradicional de carácter cívico-religioso a la que también acudió el pasado año el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y la presidenta de las Juntas Generales de este territorio histórico, Rafaela Romero, entre otros representantes institucionales.

"Por respeto a todos los credos, apostamos por una administración laica y sin ataduras que rehuya de ejercicios de pleitesía ante cualquier confesión religiosa, ya que participar en este tipo de actos no sólo representa un retroceso en la consecución del laicismo institucional y administrativo, sino que supone un ejercicio claro de discriminación hacia otras creencias", señaló.

Matute consideró que "ya es suficientemente intolerable la habitual intromisión de la jerarquía eclesiástica en la vida política como para que encima nuestros representantes institucionales sigan dándole juego acudiendo a este tipo de eventos".

El dirigente de Alternatiba, formación que apuesta por sacar la religión de las escuelas y por dejar de financiar con dinero público a la iglesia católica, manifestó su "decepción" porque el nuevo ejecutivo socialista participe en procesiones como la de Azpeitia en lugar de apostar decididamente por el laicismo.

"¿Por qué no vemos al lehendakari o algún integrante de su gobierno participando en un acto público al finalizar el Ramadán o en ceremonias de otras creencias? ¿Cuál es el criterio por el que los cargos institucionales deciden acudir a un evento o a otro en representación de la administración pública?, se preguntó.

En este sentido, reclamó al Parlamento vasco la elaboración de una Ley de Laicidad que deje abierta la participación de todo el mundo en los actos religiosos que cada cual quiera "pero exclusivamente a título personal y no en representación de la institución pública".

El juntero guipuzcoano de Alternatiba Ander Rodríguez Lejarza anunció, por su parte, que presentará una proposición no de norma en el parlamento guipuzcoano para que los cargos institucionales no participen en estos eventos.