Publicado 30/06/2022 11:50

Bilbao aprueba de forma definitiva el PER del Casco Viejo, que deja fuera La Concordia y el cementerio de Mallona

Se regula la instalación de paneles solares en cubiertas de edificios para avanzar hacia la descarbonización y reducir el consumo energético

BILBAO, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Ayuntamiento de Bilbao ha aprobado este jueves de forma definitiva el Plan Especial de Rehabilitación (PER) del Casco Viejo, que deja fuera la Estación de la Concordia y el cementerio de Mallona, mientras incluye la Escuela de Música de Solokoetxe. El Área de Regeneración Urbana, desde Surbisa, ha sido la encargada de realizar la adaptación del PER a la legislación urbanística vigente y al nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Bilbao.

El nuevo Plan Especial de Rehabilitación y Reforma Interior (PERRI) de Bilbao La Vieja sustituye al de 1991 y recoge, desde un punto de vista urbanístico y normativo, el proyecto de ciudad que el Consistorio tiene para el histórico barrio bilbaíno.

Su adaptación del Plan General ha obligado a redelimitar el ARI del Casco Viejo y a redefinir sus límites. Concretamente, se ha extraído del Plan Especial a la Estación de la Concordia, el cementerio de Mallona e incluido la Escuela de Música de Solokoetxe.

También, en coherencia con el objetivo municipal de avanzar hacia la descarbonización y reducir el consumo energético, se regula la posibilidad de instalación de paneles solares en las cubiertas de los edificios, si bien se han introducido cautelas para preservar y respetar el valor patrimonial de este elemento fundamental en el Casco Viejo.

Además, se ha calificado como sistema general de espacio libre el borde de la Ría, desde Atxuri hasta el Ayuntamiento, coincidiendo con la servidumbre de tránsito de la Ley de Costas a fin de preservar dicho espacio. Lo mismo ha ocurrido con el Mercado de la Ribera cuya denominación nueva va a ser la de Sistema General de dominio público marítimo terrestre.

La adaptación ha tenido que recoger las indicaciones que han señalado las Administraciones Públicas competentes, como la Agencia Vasca del Agua, el Centro de Patrimonio Cultural Vasco, la Dirección General de Costas, la de Aviación Civil, entre otras. Así como ha traspuesto las nuevas determinaciones de las leyes vascas de cultura y de turismo.

Concretamente, se han redenominado las protecciones de los edificios y se ha introducido la prohibición de convertir los edificios de uso residencial en uso terciario, incluido el uso turístico.

Más información