Un detenido durante el desalojo de 32 personas del edificio de la calle Moraza de San Sebastián por orden judicial

Publicado 19/08/2019 12:28:26CET
Edificio ocupado en la calle Moraza de San Sebastián
Edificio ocupado en la calle Moraza de San Sebastián - EUROPA PRESS - Archivo

BILBAO, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

Una persona ha sido detenida por resistencia a la autoridad durante el operativo de la Policía Municipal que, con el apoyo de la Ertzaintza, ha procedido al desalojo de 32 individuos del interior del edificio ocupado de la calle Moraza de San Sebastián, que estaba causando importantes problemas de salubridad y seguridad en la zona. De hecho, a principios de este mes, una joven de 18 años denunció haber sido violada en el inmueble.

Además, ocho de las 32 personas desalojadas han sido derivadas a Extranjería por la Policía Nacional, por si pudieran encontrarse en situación irregular. Por su parte, los servicios municipales procederán a la limpieza del edificio.

Según han informado a Europa Press fuentes municipales, se trata de un inmueble que se encuentra en el centro de la ciudad y que lleva unos dos años ocupado, aunque es de propiedad privada. Los propietarios no han pedido que se desalojara, pero en el inmueble se estaban generando "situaciones de inseguridad", lo que estaba provocando quejas vecinales ante los delitos que se estaban produciendo. Precisamente, el 4 de agosto una joven de 18 años denunció haber sido violada en el interior del edificio.

PROBLEMAS DE SALUBRIDAD

Además, el inmueble tenía problemas de salubridad. Hace unos dos meses, el Consistorio de San Sebastián analizó cómo actuar al respecto. Por ello, ante los problemas de seguridad y salubridad, elaboró un informe y lo presentó a la autoridad judicial con el fin de que les diera orden de desalojo.

El juez dictó la pasada semana una orden para que, cuando el Ayuntamiento donostiarra lo considerara oportuno, procediera al desalojo. Finalmente, este lunes por la mañana se ha ejecutado la orden por parte de la Policía Municipal, con la ayuda de la Ertzaintza.

Finalmente, se ha desalojado a un total de 32 personas, aunque, antes de proceder al desalojo, otras había abandonado el edificio al tener constancia de la inminencia del operativo de la Policía Municipal y Ertzaintza.