18 de febrero de 2020
 

Detenido en Irun (Gipuzkoa) un conductor tras protagonizar una huida con accidente por la carretera GI-636

Publicado 14/02/2020 16:23:04CET

SAN SEBASTIÁN, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un conductor de 21 años de edad ha sido detenido en Irun (Gipuzkoa), acusado de un delito contra la Seguridad Vial por conducir de forma temeraria, tras protagonizar una huida con accidente por la carretera
GI-636. El joven generó situaciones de riesgo, realizando acciones temerarias a altas velocidades y poniendo en peligro a otros conductores que tuvieron que realizar maniobras evasivas para evitar colisionar contra el coche del arrestado.

Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, minutos antes de las cuatro de la madrugada de este pasado jueves, agentes de la Ertzaintza adscritos a la Unidad Territorial de Tráfico de Gipuzkoa realizaban labores de prevención de la seguridad vial en un vehículo oficial en las inmediaciones del alto de Gaintxurizketa, en la carretera GI-636 en sentido a Irun, cuando observaron la presencia de un turismo que circulaba a una velocidad extremadamente reducida.

Al aproximarse al vehículo, los agentes encendieron el dispositivo de luces destellantes con el ánimo de que el turismo detuviera su marcha, pero el conductor aumentó la velocidad de manera brusca con la intención clara de no ralentizar su marcha e inició su huida a gran velocidad.

Los agentes solicitaron el apoyo de más recursos policiales e iniciaron la persecución, sin perderle de vista, observando cómo el conductor realizaba maniobras temerarias a altas velocidades, poniendo en peligro a varios usuarios de la vía que tuvieron que realizar maniobras evasivas para evitar colisionar con el vehículo en fuga.

En una zona de curvas, a la altura del punto kilométrico 14 (Irun) de la GI-636 y debido al exceso de velocidad, el coche colisionó contra las barras de protección del margen izquierdo y derecho de la vía, detuvo su marcha y quedó el vehículo orientado en sentido Errenteria.

El conductor del coche y los otros tres ocupantes del turismo accidentado intentaron huir a la carrera del lugar, pero fueron reducidos por los agentes. Tras la identificación de los implicados y ante la sospecha de que el conductor pudiera hallarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, se instó a éste a que realizara las pruebas de detección alcohólica, a lo que se negó.

Ante la gravedad de los hechos, los ertzainas procedieron a su detención bajo la acusación de un delito contra la Seguridad Vial por conducción temeraria y por un delito de negativa a someterse a las pruebas de detección alcohólica.

Contador

Para leer más