EB replica a Llamazares que no se puede expulsar a los ediles de Arrasate y Hernani porque los estatutos les avalan

Actualizado 26/04/2008 14:11:10 CET

Reprocha que López haya exigido a Madrazo la expulsión de estos concejales y le reclama "respeto a las normas" de otros partidos

BILBAO, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la Presidencia de EB-Berdeak, Mikel Arana, replicó hoy al coordinador de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, que no se puede expulsar a los concejales de Arrasate y Hernani que no apoyaron las mociones planteadas por PSE-EE y PNV contra ANV porque los estatutos del partido avalan su decisión de abstenerse.

En unas declaraciones realizadas en la Plaza Circular de Bilbao, donde la formación de izquierdas desarrolló una concentración en favor de la salud laboral y exigir prevención, Arana se refirió a las declaraciones del líder de IU que ayer confirmó la expulsión del partidos de estos concejales.

En este sentido, manifestó que Llamazares conoce cuáles son los estatutos de Ezker Batua y, "por lo tanto, sabe perfectamente que la decisión que han adoptado los concejales, tanto de Hernani como de Arrasate", si bien la dirección del partido "no la comparte y no le gusta, es exclusiva suya, porque los estatutos así los habilitan". "Por lo tanto, con unos estatutos que les habiliten para tomar las decisiones en exclusiva, no se puede expulsar a nadie", dijo.

En cuanto a la posibilidad de que las relaciones entre IU y EB se resientan por esta cuestión, precisó que, "en el seno de Izquierda Unida y de Ezker Batua se suelen resolver a través del diálogo". "Las relaciones con IU federal siempre han sido muy buenas y, por lo tanto, espero que esta vez también", indicó en alusión a la reunión que celebra hoy en Madrid el Consejo Político Federal. "Habrá que ver qué ocurre", señaló.

Además, pidió al secretario general del PSE-EE, Patxi López, que "demuestre un poco de respeto hacia las normas del resto de formaciones y las divergencias que podamos tener el resto de formaciones en nuestro seno, en referencia a las manifestaciones en la que el líder de los socialistas vascos reclamó al coordinador general de EB, Javier Madrazo, que expulse a estos ediles.

El portavoz de la Presidencia de EB recordó que su partido "ha respetado también las divergencias que han existido, y mucho, en el seno del PSE-EE".

Asimismo, subrayó que Ezker Batua "no es una organización que cambia las reglas del juego un vez anunciado el partido". "Las reglas del juego que tenemos son éstas y hasta la próxima Asamblea, que es el 31 de mayo y el 1 de junio, no se pueden cambiar. Pero, en esa Asamblea lo que sí procuraremos es que este tipo de decisiones de ámbito supramunicipal sean adoptadas por el conjunto de la formación y no sólo por la Asamblea local de cada uno de los lugares", añadió.

Sobre la posibilidad de que se pudiera plantear en ese momento la expulsión de estos concejales, aseguró que "los cambios estatutarios rara vez suelen ser con carácter retroactivo", pero apuntó que intentarán que "no se vuelvan a dar situaciones así".

ANV, "EN EL CENTRO DEL PROTAGONISMO"

Tras señalar que "se suponía" que la moción 'etica' de PNV y PSE-EE "tenía el objeto de facilitar la convivencia en los municipios, su dinámica plural y, al final, lo único que se está consiguiendo es poner a ANV en el centro del protagonismo político, darle cancha".

Por ello, volvió a realizar un llamamiento a jeltzales y socialistas "para que, antes de presentar esas mociones, intenten lograr el acuerdo de todas las formaciones políticas, de forma que no se vuelva a protagonizar circos mediáticos como el de Arrasate o Hernani".

En cuanto a la actitud de puedan mantener sus ediles en otros municipios en los que se planteen estas iniciativas, dijo que "depende de cada una de las asambleas". "Nosotros, como dirección, volveremos a entablar relaciones con todas esas asambleas, intentando explicarles cuál es nuestro punto de vista, que es el de apoyar esas mociones, esos tres puntos, y esperamos que en el futuro no vuelva a ocurrir, pero la decisión es suya", apuntó.