La escuela de cine Elías Querejeta (EQZE) de San Sebastián pone en marcha cuatro nuevos proyectos

Publicado 04/09/2018 17:05:39CET

Se investigará sobre la distribuidora de cine feminista Cinenova, el cine en soporte de nitrato, el 'amateur' vasco y el Cineclub Irun

SAN SEBASTIÁN, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La escuela de cine Elías Querejeta (EQZE), ubicada en el centro internacional de cultura contemporánea Tabakalera de San Sebastián, pone en marcha cuatro nuevos proyectos, con el fin de impulsar su producción investigadora.

En un comunicado, la Diputación de Gipuzkoa ha recordado que este mes arranca el primer curso de este nuevo centro que ofrece tres itinerarios académicos (Archivo, Comisariado, Creación), así como actividad investigadora, con el propósito de convertirse en "centro internacional de pensamiento, investigación, práctica experimental e innovación pedagógica en torno al pasado, al presente y al futuro del cine", según las mismas fuentes.

En este sentido, la actividad investigadora de la escuela se articula en torno a cuatro líneas de investigación, 'Pedagogía y transmisión del cine'; 'Aproximaciones teóricas y técnicas novedosas sobre el archivo'; 'El comisariado y la creación cinematográfica'; 'Interconexión del cine con otras disciplinas científicas, humanísticas y estéticas'; y 'Nuevas miradas sobre el cine vasco'.

El trabajo sobre estas cuatro líneas se concreta a través de proyectos de investigación "interdisciplinares, cooperativos y abiertos". Durante el curso 2018-19, EQZE incorpora a su catálogo cuatro nuevos proyectos relacionados con nuevas aproximaciones al cine feminista, a la conservación de archivos fílmicos y al cine vasco.

El primero de ellos es 'Cinenova: Women's past is always present', sobre la distribuidora londinense de cine y vídeo feminista Cinenova, fundada en 1991. Los resultados de la investigación se socializarán mediante programas públicos.

El segundo proyecto, titulado 'This Film is Dangerous', aborda la producción cinematográfica de la era muda realizada sobre soporte de nitrato, un material altamente inflamable, que ha desaparecido, a partir del hallazgo en el archivo personal del realizador navarro Javier Odériz de los rollos de dos películas datadas en 1924. Se trata de bobinas del film estadounidense 'Las deudas se pagan' (The Price of the Party ) dirigida por Charles Giblyn y la alemana 'Los últimos cuatro segundos de Quidam Uhl' (Die Vier letzten Sekunden des Quidam Uhl) de Robert Reinert.

Esta investigación se centrará en abordar el contexto histórico, social y estético en el que fueron producidas estas películas y, desde un punto de vista técnico, el análisis del estado de conservación de los materiales hallados para determinar la posibilidad de su digitalización y exhibición pública.

El tercer proyecto, 'Cine vasco en la frontera', versa sobre la actividad del Cineclub Irun desde mediados de los 60. En el marco de esta iniciativa, investigadores internacionales analizarán diversos casos de estudio con el objetivo de expandir o transgredir las fronteras que definen el cine vasco.

Cada investigación se publicará en la página web de EQZE con forma de cuaderno online, a partir de principios del próximo año, y su presentación se acompañará de una jornada o seminario a cargo del investigador o la investigadora responsable.

CINE 'AMATEUR' VASCO

Por otro lado, se trabajará en la ampliación del proyecto 'Amateur Movie Database' de la Universidad de Calgary (Canadá), que ha desarrollado herramientas de investigación en red para la recuperación y puesta en valor de la historia del cine amateur en Norteamérica.

A través de la exploración de diversas fuentes, se ha creado una base de datos de películas que ha permitido localizar personas y entidades que conservan colecciones de cine 'amateur'. EQZE liderará una nueva línea de investigación sobre el patrimonio del cine 'amateur' vasco.

Estos proyectos se incorporan a un catálogo en progreso en el que ya se encuentran otras dos propuestas en progreso como 'Lecciones perdidas de Andréi Tarkovski' del que ya se han celebrado dos jornadas públicas y 'Zinemaldia 70: todas las historias posibles', un proyecto con el objetivo de generar un archivo "vivo" del Festival de cine de San Sebastián.