Actualizado 09/06/2007 21:51 CET

Gesto exige a ETA que deje "en paz y en libertad" a los vascos y dice a quienes la apoyan que "nutren el terror"

Advierte a la banda que "defender esta tierra es dejarla en paz y en libertad" para que utilice "la palabra, la razón y el voto"

BILBAO, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

Gesto por la Paz exigió hoy a ETA que deje "en paz y en libertad" a los vascos, mediante el abandono de las armas, y se dirigió a los que apoyan a la banda armada para decirles que son "el soporte social del que se nutre el terror".

La plataforma pacifista finalizó la manifestación convocada contra ETA en Bilbao con la lectura de un comunicado en el que se "apela a todos los que siguen justificando" la existencia de ETA para advertirles de que "tienen la inmensa responsabilidad de continuar siendo el soporte social del que se nutre el terror", por lo que "en sus manos está" acabar con él.

Asimismo, remarcó a la banda terrorista que "defender esta tierra es dejarla en paz y en libertad", para poder hacer uso de "la palabra como medio, la razón como argumento, y el voto como opción democrática".

Varios miles de personas participaron en la marcha convocada bajo el lema 'Es nuestro derecho: paz y libertad. ETA ez', a la que también acudieron representantes del Gobierno vasco, y del PNV, PSE-EE, PP, EA y EB.

El comunicado, leído en el Ayuntamiento de Bilbao por Amagoia López de Larruzea en euskera y por Fabian Laespada en castellano, destacó la necesidad de esta nueva manifestación para que ETA "no vuelva a poner la mano encima de nadie y menos todavía en nuestro nombre".

Para Gesto, la defensa que pretende hacer la banda terrorista de "esta tierra" se debe llevar a cabo "con la palabra como medio, con la razón como argumento y con el voto como única opción democrática".

"Exigimos a ETA su inmediata desaparición, que renuncie definitivamente a tratar de imponernos su proyecto, aplastando la voluntad mayoritaria de todo un pueblo. Apelamos también a todos aquellos que siguen justificando su existencia, porque ellos tienen la inmensa responsabilidad de continuar siendo el soporte social del que se nutre el terror. En sus manos está", señalaba.

Asimismo, la agrupación pacifista realizó un llamamiento a la unidad de los partidos porque "todos debemos anteponer la idea básica y fundamental de defender unidos el derecho a la vida y al a libertad, defender unidos la democracia".

A su juicio, en la actual situación en la que "la imposición totalitaria se quiere hacer un sitio", es "imprescindible fortalecernos en una defensa unitaria en favor de la paz, la libertad y la democracia".

Por último, el comunicado señaló la voluntad de los convocantes de "estar al lado de quienes sienten inquietud o miedo ante la amenaza de ETA". "Estamos con todas las víctimas, que, en definitiva, se llevaron la parte más trágica de un ataque dirigido contra todas y todos nosotros. Estamos con la palabra, con la democracia, con la dignidad, con la vida y con la libertad", concluía.

La marcha, que partió poco después de las seis de la tarde de la Plaza Sagrado Corazón de Bilbao para finalizar una hora después junto al Ayuntamiento de la capital vizcaína, se realizó tras una pancarta con el lema 'Es nuestro derecho: paz y libertad. ETA ez'

PARTIDOS E INSTITUCIONES

En la movilización estuvieron presentes el portavoz del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, el secretario general del PSE-EE, Patxi López, el portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, o el consejero de Agricultura y Pesca del Gobierno vasco, Gonzalo Sáenz de Samaniego, entre otros.

Además, de estos representantes políticos e institucionales, también acudieron en la manifestación, por parte de Gobierno vasco, el director de Derechos Humanos, Jon Landa, y la directora de la Oficina de Atención a las Víctimas, Maixabel Lasa. Igualmente participaron la presidenta del Parlamento vasco, Izaskun Bilbao, el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, y el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, así como el senador del PNV Iñaki Anasagasti.

Por su parte, Rafa Larreina asistió en nombre de EA y Mikel Arana en el de Ezker Batua-Berdeak. También se adhirieron a la manifestación los sindicatos UGT y CC.OO, además de la Fundación Fernando Buesa, que realizó un llamamiento a secundar la movilización.

Gesto por la Paz convocó la manifestación después de conocer el anuncio del fin de la tregua por parte de ETA, animando a la sociedad vasca y navarra (también se convocó en Pamplona) a reaccionar y salir a la calle para denunciar "la cobardía y la tiranía de quien recurre a las armas".