Actualizado 07/09/2015 19:53 CET

Gobierno vasco establecerá un protocolo de acogida y distribución de refugiados

Convoca este miércoles a las instituciones y el jueves a las organizaciones no gubernamentales

   VITORIA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno vasco establecerá con las diputaciones vascas, Eudel y las tres capitales vascas un protocolo de acogida, así como un planteamiento de distribución de los refugiados que lleguen a Euskadi. El Ejecutivo tiene previsto reunirse este miércoles con las instituciones y el jueves con las organizaciones no gubernamentales implicadas en este asunto.

   Estas son algunas de las primeras decisiones adoptadas en la  Comisión Interdepartamental de ayuda a los refugiados que se ha reunido este lunes y que está presidida por los tres secretarios generales de Lehendakaritza y participada por los Departamentos de Administración Pública y Justicia, Salud, Seguridad, Educación, Hacienda y Finanzas y Empleo y Políticas Sociales.

   A su término, el Gobierno vasco ha hecho público un comunicado en el que valora de forma "muy positiva" la respuesta de "solidaridad espontánea y generosa" que la crisis de los refugiados ha suscitado en la sociedad vasca. Asimismo, considera que, en este momento, "la mejor manera de dar cauce a esta expresión de solidaridad es centrarse en dos ejes: coordinación y organización".

   En esta línea, se ha decidido convocar una Comisión Interinstitucional para el próximo miércoles día 9, con representantes del Gobierno, las tres Diputaciones Forales, Eudel y las tres capitales vascas. Al frente de esta Comisión, por decisión del lehendakari, estarán el consejero de Administración Pública y Justicia, Josu Ekoreka, y el consejero de Empleo y Políticas Sociales, Ángel Toña.

   Asimismo, ha anunciado que la Comisión Interdepartamental tiene previsto reunirse periódicamente, al menos, dos veces por semana para coordinar el protocolo de acogida.

   Entre las primeras decisiones que han sido adoptadas, se encuentra la convocatoria para el jueves, a las cinco de la tarde, en Lehendakaritza de una reunión con las organizaciones no gubernamentales "directamente concernidas con la problemática de acogida de personas refugiadas" y que, a su vez, coordinan este asunto en el Estado y en Europa.

    Según ha explicado el Ejecutivo, con estas organizaciones ya se han iniciado contactos para establecer "una dinámica de coordinación y corresponsabilidad en la labor de acogida".

   Asimismo, se ha decidido establecer un procedimiento para "definir conjuntamente un protocolo de acogida y una relación de servicios a prestar en la fase inicial de acogimiento". Entre estos servicios se encuentran la ubicación inicial de acogida, el reconocimiento médico y sanidad, los servicios básicos de manutención y vestido, la atención psicológica y las necesidades de escolarización.

RESPUESTA EN ORIGEN

   También se ha acordado establecer un "Mapa de Recursos de infraestructuras de acogida", además de realizar "un planteamiento de redistribución territorial y municipal" de las personas acogidas junto con las diputaciones, los municipios y las tres capitales vascas, "tomando como referencia el modelo europeo".

   Finalmente, el Gobierno vasco ha resaltado la necesidad de "dar respuesta a las crisis en origen" y, en este sentido, ha señalado que intensificará, a través de la Agencia Vasca de Cooperación, el apoyo de propuestas presentadas por organizaciones no gubernamentales vascas en relación con el conflicto en Siria.