Las Juntas de Bizkaia piden eliminar los "malos olores" que genera el vertedero de Bistibieta

Actualizado 03/07/2015 1:53:19 CET

BILBAO, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Agricultura y Medio Ambiente de las Juntas Generales de Bizkaia ha acordado este jueves, con los votos a favor de los tres grupos de la oposición y la abstención del PNV, una propuesta que exige adoptar las medidas necesarias para eliminar el problema de "malos olores" derivados del vertedero de Bistibieta.

La Comisión ha abordado tres proposiciones no de norma de Bildu, PSE-EE y PP relativas a este vertedero. Finalmente, ha quedado aprobada la propuesta del Partido Popular, que manifestar la preocupación de la Cámara vizcaína por "la problemática sanitaria y medioambiental ligada a los malos olores" procedentes del vertedero y anima a trasladar al Gobierno vasco "la necesidad de aclarar de inmediato el origen del problema".

La Cámara vizcaína pide que se tomen "las medidas necesarias para solventarlo y evitar en el futuro cualquier afección sanitaria y medioambiental de la zona por olores, lixiviados o cualquier otra vía de contaminación del entorno".

La iniciativa ha contado con el respaldo del PP, Bildu y PSE, y la abstención del PNV. Los portavoces de Bildu y PSE se han mostrado, sin embargo, críticos con la postura del PP de no apoyar sus respectivas iniciativas, en las que se incluía el contenido de una moción aprobada por unanimidad en el municipio de Lemoa, según ha explicado las Juntas Generales.

En esta moción, se solicitaba al Gobierno vasco, entre otras cosas, que la empresa gestora del vertedero, Ekonor, cumpliera con las medidas correctoras impuestas por el Gobierno vasco y que, a su vez, la administración autonómica impusiera nuevas medidas teniendo en cuenta que "no se solucionaba el problema de los malos olores".

También se pedía el cierre temporal o definitivo de la instalación, si estas medidas resultaban "difíciles de aplicar" o "excesivamente costosas".

El PP ha rechazado apoyar ambas iniciativas al estar en desacuerdo con que el "problema" sea considerado un "desastre medioambiental", así como con que Lemoa "exija una compensación económica" por la localización del depósito en su suelo o con que "se invite al cierre" de las instalaciones.

Para el juntero del PP Arturo Aldecoa, la redacción del texto, que PSE y Bildu pretendían que la Diputación asumiera como suyo, "crea alarma social". "Es un problema técnico y no podemos caer en alarmismos injustificados", ha afirmado.

"PROBLEMA SANITARIO"

Por su parte, el juntero socialista Isaac Fernández le ha respondido que es "su propuesta la que genera alarma social al admitir que nos encontramos ante un problema sanitario". Asimismo, ha lamentado que el PNV no apoye en Juntas una moción que, según ha indicado, respaldó en el Ayuntamiento de Lemoa.

El PNV no ha apoyado ninguna de las tres proposiciones porque, según ha indicado, el asunto compete al Ayuntamiento y al Gobierno vasco, no a las Juntas.

La juntera jeltzale Zuriñe Argatxa ha insistido en que las administraciones implicadas "mantienen una interlocución permanente" para solucionar el problema y ha recordado que, en marzo, el Ejecutivo vasco realizó el "último" requerimiento a la empresa para poner en marcha una depuradora para tratar los lixiviados del vertedero.

Según ha explicado, el presupuesto "está aprobado" y se está a la espera de ejecutar la obra. Además, ha añadido que la empresa gestora cubrió en agosto la balsa que recoge las aguas que se generan en el vertedero de inertes e inertizados, "cumpliendo así otro de los requisitos que se le exigían".

Por su parte, Bildu ha advertido de que el vertedero ha recogido residuos generados por la limpieza del "chapapote, amiantos y cenizas de Zabalgarbi". Sin embargo, el diputado de Medio Ambiente, Iosu Madariaga, ha asegurado que, "en ningún momento, se han llevado cenizas directamente" de Zabalgarbi al vertedero de Lemoa.

Finalmente, la coalición abertzale ha retirar la proposición, en la que denunciaba que "residuos peligrosos" como las cenizas de la planta "incineradora", tras su paso por la empresa Sader, "terminan" en Bistibieta.

CONVENIO DE CESIÓN DEL VERTEDERO DE ARTIGAS

Por otro lado, el diputado de Medio Ambiente, Iosu Madariaga, ha comparecido a petición propia en la Cámara vizcaína para dar cuenta del convenio de colaboración entre esta institución y el Ayuntamiento de Bilbao para la gestión de los residuos urbanos generados en la capital vizcaína por la Diputación y la cesión del vertedero de Artigas.

El diputado ha resaltado la importancia de este convenio "crucial" para el logro de los objetivos del II Plan Integral de Residuos Urbanos de Bizkaia, un plan que pretende alargar su vida hasta el año 2020. Este acuerdo, según ha indicado, "culmina el proceso de integración territorial en un modelo de gestión ambientalmente avanzado que da respuesta a las exigencias europeas".

"Somos la envidia de muchos territorios del Estado. Y lo hemos logrado entre todos", ha asegurado Madariaga, que ha explicado que el convenio incluye la cesión, por parte del ayuntamiento de Bilbao, de una infraestructura que ha definido de "estratégica" y que se convierte en la infraestructura "de cierre" del sistema integrado de gestión de Bizkaia.

La Diputación tendrá que desembolsar 44,4 millones de euros, cantidad que no se abonará directamente al Ayuntamiento, sino que se compensará a través de una "bonificación aplicable al precio público por el tratamiento de los residuos recogidos en masa en la próxima década". Para "evitar conflictos laborales", el convenio incluye la subrogación del personal del vertedero de Artigas hasta la finalización del contrato, el 31 de diciembre de 2015.

La juntera del PNV María Presa ha señalado que el acuerdo es la "pieza clave" que faltaba para que los vertidos no tratados se reduzcan "a cero", mientras que el juntero del PSE Isaac Fernández también se ha felicitado por "salvar este duro escollo", aunque ha considerado que el precio pactado es "un pelín caro".

El apoderado de Bildu Asier Vega ha considerado positivo que ningún vertido vaya directamente al vertedero, aunque ha pedido a la Diputación que acelere la recogida de orgánicos a través de la extensión del quinto contenedor. "Es nuestro punto débil", ha admitido Madariaga.

PODA DE ÁRBOLES EN LA ARBOLEDA

Finalmente, la comisión ha aprobado una proposición no de Norma de Bildu para que la Diputación realice un mantenimiento adecuado - "clareo o poda de los árboles"- de la ladera entre La Arboleda y la poza Ostion, de modo que los árboles plantados en esta zona no obstruyan la vista de la balsa desde el barrio.

El representante del PNV, Edorta Rodrigo, ha anunciado que la Institución foral realizará esta poda durante el próximo invierno. La iniciativa ha contado con el apoyo de EH Bildu, PSE-EE y PNV. El PP se ha abstenido por considerar que antes se debía haber consultado a los vecinos.

Por otro lado, el grupo juntero Bildu ha retirado su proposición no de norma en la que se pedía a la Diputación la realización de una presentación pública del proyecto de construcción de un paseo peatonal que va a unir las balsas Parkotxa, Ostion y Blondis, en La Arboleda.

Para leer más