Plataforma por un 'Abando habitable y saludable' dice que la peatonalización de Lersundi "no resuelve" el problema

Publicado 12/07/2019 17:48:47CET

Piden al Ayuntamiento que no apruebe de manera cautelar la licencia de derribo del edificio

BILBAO, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma vecinal por un 'Abando habitable y saludable' ha advertido de que la peatonalización de la calle Lersundi que este viernes ha planteado el concejal de Obras y Planificación Urbana del Ayuntamiento de Bilbao, Asier Abaunza, "no resuelve" los "impactos" que traería consigo el proyecto del Obispado de concentrar todos los servicios diocesanos en el solar de Abando y ubicar una clínica de Mutualia en el mismo edificio.

El concejal de Obras y Planificación Urbana del Ayuntamiento de Bilbao, Asier Abaunza, ha reconocido en comisión que el Obispado no prevé modificar su proyecto y ha anunciado que el Ayuntamiento ha puesto sobre la mesa la "posibilidad de peatonalizar el tramo de Lersundi entre Alameda Recalde y Heros". Asimismo, ha descartado la posibilidad de expropiar los terrenos.

En su comunicado, la plataforma vecinal considera que el Ayuntamiento sigue "sin tener en cuenta ni dar solución a los perjuicios que el proyecto ocasionaría, en el caso de llevarse a cabo, tanto en el Colegio Público Cervantes Eskola como en el barrio".

Tras advertir de que se trata de un espacio que, "resulta muy necesario para el barrio y especialmente importante para la infancia, la gente mayor y las personas con movilidad reducida", creen que el Ayuntamiento se contradice "ya que consolida un aumento de edificabilidad lucrativa en una zona que delimitó como prioritaria por su necesidad de espacios libres de proximidad, a menos de 300 metros de las viviendas".

En este sentido, denuncian el impacto del "intenso tráfico de entrada y salida" que generaría la clínica Mutualia en un entorno de calles "pequeñas y estrechas, y en una zona escolar y por tanto de mayor vulnerabilidad, a la que acuden muchas personas caminando".

También advierten de la pérdida de luz natural que sufrirían las aulas del Colegio Cervantes Eskola, lo que "puede disminuir hasta un 15% el rendimiento escolar, según numerosos estudios".

"El impacto para la salud durante la fase de obra, ya que generaría mucho tráfico, ruido y polvo o el riesgo de los edificios de viviendas próximos, muchos de ellos centenarios, con estructura de madera y sin cimentación, que no soportarían el impacto de las obras de demolición, la excavación de 5 plantas de sótano y la construcción de 8 plantas en altura", son otros factores que creen se deben tener en cuenta.

A su juicio, ni el mini porche ni la peatonalización de Lersundi propuestos por el Ayuntamiento son "respuestas a sus reclamaciones, ya que no resuelven los impactos mencionados".

"DIÁLOGO A TRES BANDAS"

Por todo ello, solicitan al Consistorio que no se apruebe la licencia de derribo del edificio de la Escuela de Magisterio BAM, solicitada por el Obispado el 2 de julio, hasta que el Gobierno Vasco no se defina sobre la solicitud de protección del conjunto del edificio y el patio de BAM.

"El Ayuntamiento es competente para no aprobar esa licencia, cautelarmente, a la espera de lo que decida el Gobierno Vasco. Esperamos que el diálogo a tres bandas (Obispado, Ayuntamiento y plataforma vecinal), que tendrá lugar en la reunión organizada el 15 de julio. permita alcanzar un acuerdo satisfactorio para todas las partes", han confiado.

Por último, advierten de que corresponde al Ayuntamiento velar por el interés general de la ciudadanía de Bilbao y por el modelo de ciudad sostenible, habitable y saludable que promueve en sus políticas y planes, "al tiempo que respeta los derechos de la propiedad privada, por medio del diálogo entre las partes y utilizando las herramientas del planeamiento urbanístico".

Contador

Para leer más