PNV cree que PSOE y Podemos han demostrado "carencia de sentido común y de la responsabilidad"

Publicado 27/07/2019 12:57:52CET
Koldo Mediavilla
Koldo Mediavilla - EUROPA PRESS - Archivo

Advierte de que "a quien beneficiaría una nueva cita con las urnas es a esa derecha que está en fase de recomposición"

BILBAO, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El responsable de Política Institucional del PNV, Koldo Mediavilla, ha señalado que, tanto PSOE como Podemos, han mostrado "carencia absoluta de sentido común y de la responsabilidad" en su negociación para lograr la investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez. Asimismo, ha advertido de que, a quien beneficiaría una nueva cita con las urnas, es "a esa derecha que está en fase de recomposición".

En un artículo publicado en su blog, recogido por Europa Press, el dirigente jeltzale indica que le resulta "incomprensible" la forma en la que se ha asistido al "despropósito de contactos" entre PSOE y Podemos en la fallida investidura de Pedro Sánchez, "tanto en las formas como en el fondo".

A su juicio, el resultado cosechado y la "frustración generada en amplios sectores sociales, debería dar vergüenza a quienes protagonizaron y guiaron tal fiasco".

Tras recordar que el PSOE cuenta con 123 diputados de 350, Mediavilla advierte de que los "'constitucionalistas' de la derecha trifásica se conjuraron en oposición desde la plaza de Colón", por lo que "prosperar una investidura a la primera resultaba complicadísimo", de tal forma que la opción "más razonable" para el candidato Sánchez era optar a una segunda oportunidad, buscando más votos a su favor que en su contra.

"Para ello, necesitaba indefectiblemente el voto positivo de los morados de Podemos. Pero también el guiño posibilitador de una parte de la representación catalana (ERC), muy mediatizada por el juicio del 'procés' y sus consecuencias. Además, Sánchez necesitaba también de los nacionalistas vascos y de otros grupos minoritarios", analiza.

En este sentido, considera que, ante este panorama, "el socialismo sanchista optó por buscar una línea propia", de tal modo que, "lejos de buscar aproximaciones programáticas que facilitaran posteriormente acuerdos de poder, se fió en establecer un discurso dominante".

"Sólo ellos podían gobernar. O el PSOE o el caos electoral y, de ahí, los insistentes mensajes para que PP y Ciudadanos se abstuvieran para evitar los nuevos comicios y/o el papel determinante de los nacionalistas vascos y catalanes", argumenta.

De este modo, el representante jeltzale lamenta que Sánchez y "sus aprendices de brujo correspondientes, apostaron por ganar el 'relato' antes de ganar la investidura", por lo que "los errores se fueron sumando y la soberbia de un líder con un pico de autoestima acrecentó las dificultades".

Para Mediavilla, son "insólitas" las declaraciones de Pedro Sánchez en relación a Pablo Iglesias y "sus carencias democráticas", así como "absolutamente extemporáneas y gratuitas las menciones a Catalunya y a la aplicación del 155".

A ello, le suma que la "insistencia" de Podemos de Ministerios "antes que hablar de programa, tampoco ayudaba a despejar el terreno", especialmente cuando "todo el proceso se retransmitía en directo a través de los medios de comunicación o las redes sociales".

"La decisión de Pablo Iglesias de echarse a un lado hizo volcar las tornas, abriendo la puerta de verdad a un acuerdo gubernamental compartido. Sin embargo, los morados no supieron leer la oportunidad que el momento les brindaba y, fruto quizá de su desconocimiento de la realidad, hicieron una apuesta inalcanzable para los socialistas", añade.

"SOBERBIA CONTRA SOBERBIA"

En opinión de Mediavilla, Podemos quería "asaltar los cielos de un solo brinco, tratando de imponer en ese tracto táctico su supuesta fortaleza", y "la soberbia contra soberbia acabó en la derrota que todos hemos conocido".

"En lugar de reflexionar por la oportunidad perdida, los protagonistas se afanan nuevamente en el 'relato', en repartir las culpas y las responsabilidades. Desconozco si habrá o no en las próximas semanas una nueva oportunidad de armar un gobierno 'progresista' en España. Me temo que el grado de enfrentamiento y fractura que ha dejado el actual desencuentro pondrá las cosas mucho más difíciles de las que hoy se adivinan", sostiene.

Por todo ello, cree que "los actuantes han demostrado una carencia absoluta de sentido común y de la responsabilidad", y su "fracaso va más allá de una práxis errónea". "Su miopía política solo les permite mirar a sus intereses particulares de partido, no a las necesidades generales y el bien común", lamenta.

Asimismo, cree que a quien beneficiaría una nueva cita con las urnas es "a esa derecha que está en fase de recomposición". "Un nuevo paso atrás volverá a dejar en casa a miles de electores que se ilusionaron con el cambio, y que se verán tremendamente frustrados y enfadados", critica.

Por último, afirma que resulta "cuando menos curioso" que todas esas reflexiones las haga un nacionalista vasco "cuya identificación con el proyecto constitucional español está muy lejos de su sentir abertzale".

"Pero, como dijo Aitor Esteban en el Congreso, ante tanto patriota de boquilla y bandera en la pulsera, los nacionalistas vascos siempre hemos respondido y nos hemos sentido concernidos ante la responsabilidad institucional y política. Ahora también", finaliza.

Para leer más