Urkullu llama a todos a decir "al unísono", tras la disolución de ETA, que "matar, extorsionar y secuestrar fue injusto"

EUROPA PRESS
Publicado 11/03/2019 11:09:32CET

Anima a "construir el presente y el futuro" de la convivencia con el "punto de partida" de reconocimiento de que "fue injusto"

BILBAO, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha realizado un llamamiento a todos a manifestar "al unísono", tras la disolución de ETA, que "matar, extorsionar, secuestrar, torturar o agredir, fue injusto". Además, ha animado a "construir el presente y el futuro" de la convivencia con el "punto de partida" de reconocimiento de que lo que ocurrió en el pasado "fue injusto".

Urkullu, acompañado de los consejeros del Gobierno Vasco, ha participado en el acto organizado en San Sebastián con motivo del Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo, bajo el lema 'Fue injusto. Gizartea eta biktimak elkarrekin oraina eta etorkizuna eraikiz'(Sociedad y víctimas, juntas construyendo el presente y el futuro)'. En el homenaje, al que han asistido representantes de todos los partidos, se ha ausentado EH Bildu como tal --aunque EA ha estado presente--, al considerarse "excluido" por el eslogan elegido.

El presidente del Gobierno Vasco ha leído un manifiesto en el que ha emplazado a "seguir haciendo una pedagogía crítica de la memoria" y ha transmitido a las víctimas el mensaje de que "fue injusto". "Después del desarme y disolución de ETA, una tarea pendiente es manifestar al unísono que matar, extorsionar, secuestrar, torturar o agredir, fue injusto", ha asegurado.

Además, también se ha referido al Batallón Vasco Español, el GAL y organizaciones terroristas similares para reiterar que también "fue injusto" porque "su violencia provocó víctimas y sufrimiento que no siempre fue reconocido y, en algunos casos, ni siquiera investigado".

VERDAD

Tras defender el derecho de los damnificados "a la verdad, la justicia y la reparación", ha explicado que la conclusión es que "nunca debió ocurrir y nunca más debe repetirse". Por ello, ha instado a "asentar una memoria crítica del pasado en todo aquello que supuso vulneración de derechos humanos".

Iñigo Urkullu ha asegurado que "la convivencia no significa estar de acuerdo en todo", pero sí "asumir dos principios democráticos y éticos: derechos humanos y pluralismo", y ha defendido "frente a la espiral cerrada de la violencia, la espiral abierta de la convivencia". "El punto de partida es reconocer que fue injusto para que sociedad y víctimas, juntas, podamos construir el presente y el futuro de nuestra convivencia", ha concluido.

(Habrá ampliación)

Contador

Para leer más