La provincia de Cáceres se convierte en cardiosaludable con la entrega de desfibriladores a todos los municipios

La Diputación de Cáceres entrega desfibriladores a todos los pueblos
EUROPA PRESS
Publicado 05/09/2018 13:46:39CET

La Diputación ha invertido 250.000 euros y 554 personas recibirán formación para su uso

CÁCERES, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

La provincia de Cáceres se ha convertido en cardiosaludable con la entrega de desfibriladores a todos los municipios que, a partir de ahora, contarán con este aparato semiautomático para que puedan prestar servicios de prevención, atención y cuidados de salud a los habitantes de las entidades locales.

La iniciativa, bautizada como 'De corazón', la ha llevado a cabo la Diputación Provincial dentro del Plan Estratégico de Subvenciones y ha contado con un presupuesto de 250.000 euros. La partida proviene de los presupuestos de 2017 que, en principio, estaba dedicada a instalaciones deportivas pero que no se pudo ejecutar y el equipo de Gobierno decidió dedicarla a la compra de estos aparatos.

Así, el dinero se ha invertido en adquirir 227 desfibriladores, doce de los cuales son móviles porque se destinarán a los coches de policías locales en aquellos municipios que cuentan con este cuerpo de seguridad. Además, unas 554 personas recibirán por parte de la empresa proveedora la formación adecuada para su uso en caso de emergencia. En principio, estas personas serán en su mayoría empleados públicos pero la idea es que se extiende esta formación a toda la ciudadanía.

El acto de entrega de los aparatos ha tenido lugar este miércoles en las dependencias de la institución provincial con la presencia de todos los alcaldes que han recibido, uno a uno, esta herramienta de manos de la presidenta de la diputación cacereña, Rosario Cordero, que ha estado acompañada por el presidente de la Sociedad Extremeña de Cardiología, José Javier Gómez Barrado.

Cada alcalde decidirá el lugar donde ubica su desfibrilador, bien en dependencias municipales o el centro de salud, pero "lo lógico", ha apuntado Cordero, es que se coloque en un lugar que permanezca abierto el mayor tiempo posible como residencias de ancianos, centros sociales e incluso establecimientos hosteleros. En cualquier caso, todo el pueblo debe saber dónde se encuentra el desfibrilador para tenerlo localizado en caso de emergencia.

Cordero ha resaltado que con esta entrega se consigue una provincia más "cardioprotegida" y "se contribuirá a salvar vidas", ya que también habrá más personas formadas en esta materia de primeros auxilios. En el caso de que se necesite usar el desfibrilador y no se sepa cómo hacerlo se puede llamar al 112 y seguir las indicaciones de los profesionales de urgencias sanitarias.

ASIGNATURA PENDIENTE

Por su parte, Gómez Barrado ha resaltado la importancia de esta iniciativa, ya que la muerte súbita por parada cardiaca es "una asignatura pendiente" de la cardiología moderna. Según ha dicho, en España mueren al año unas 30.000 personas por parada cardiaca, lo que significa que un 12% de la población que fallece de forma no violenta, lo hace de manera súbita.

Aunque la primera causa de muerte es la enfermedad coronaria sí es cierto que una forma de presentación de esa dolencia es, precisamente, la muerte súbita, ya que pacientes que no han tenido nunca síntomas de infarto, pueden debutar con una muerte súbita.

Por eso, es muy importante la rapidez de la actuación ya que, cuanto antes se empiece la reanimación más satisfactorio será el resultado. Cada minuto que pasa sin desfibrilar se pierde un diez por ciento de plazo, por lo que en diez minutos se tiene una mortalidad del cien por cien. "Quien esté más cerca es el que tiene que empezar la reanimación y alguien tiene que salir corriendo para traer el desfibrilador de donde esté y usarlo cuanto antes", ha aconsejado Gómez.

"La muerte súbita es muy frecuente y además tiene una gran connotación social y mediática", ha dicho el presidente de la Sociedad Extremeña de Cardiología, ya que, cuando muere alguien de repente, causa una gran alarma y si ocurre en un deportista joven y sano, el asunto se convierte en noticia de los medios de comunicación.

En este sentido, la idea es que prácticamente "toda la población" pueda estar formada en técnicas de reanimación cardio-respiratoria y en el uso de desfibrilidores porque "solo con salvar una vida ya está justificada toda la inversión que ha hecho la diputación", ha concluido.