Publicado 30/04/2016 12:33CET

El Banco de Sangre realizará 61 colectas por toda Extremadura en mayo

   MÉRIDA, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Las unidades móviles del Banco de Sangre y Tejidos de Extremadura (BSE) preveen recoger cerca de 4.000 donaciones, que equivalen a unos 2.000 litros de plasma, en las 61 colectas que realizarán por todo el territorio regional durante el mes de mayo.

   Los citados equipos del Servicio Extremeño de Salud, que iniciarán sus recorridos de casi 11.000 kilómetros el próximo martes día 3 en las localidades de Ceclavín, La Parra y Plasencia, recorrerán casi once mil kilómetros en sus desplazamientos a las 50 poblaciones que visitarán, algunas de ellas en varias ocasiones, como Montijo (4), y Acehuchal, Badajoz, Caminomorisco, Montehermoso, Santa Amalia, Los Santos de Maimona y Trujillo (2).

   Las colectas se realizarán en centros de salud, consultorios y otros locales públicos dependiendo de la población, la mayoría de ellas en horario de tarde, según informa la Junta en una nota de prensa.

   Puede donar sangre cualquier persona sana, de entre 18 y 65 años de edad, que se encuentre bien de salud y pese un mínimo de 50 kilos, si bien hay situaciones que contraindican la donación, ya sea porque podrían causar un perjuicio al donante (personas con anemia, embarazadas, mujeres que estén lactando, etc.), bien porque podrían suponer un riesgo para el receptor (antecedentes de hepatitis o SIDA, pertenencia a grupos de riesgo para este tipo de enfermedades, toma de determinados fármacos, etc.).

HEMATÍES, PLAQUETAS Y PLASMA

   Los hematíes son imprescindibles en los hospitales para utilizarlos durante las intervenciones quirúrgicas y en los procesos de reanimación, y también para atender a los heridos en accidentes de tráfico, a los pacientes que sufren hemorragias de cualquier origen o anemias crónicas.

   Las plaquetas se utilizan en su mayor parte para suministrárselas a los pacientes que están recibiendo tratamiento por algún tipo de cáncer, ya que la quimioterapia y la radioterapia destruyen las plaquetas de nuestro organismo y es necesario reponerlas.

   Y en cuanto al plasma, una parte del que produce el Banco de Sangre se utiliza para transfusiones, sobre todo a pacientes con insuficiencia hepática. Hay que tener en cuenta que un paciente trasplantado de hígado puede necesitar unas 20 unidades de plasma antes del trasplante, y otras tantas unidades después de la intervención.

   El resto de este producto sanguíneo se entrega a la denominada industria fraccionadora, que a cambio de ese suministro entrega al SES productos farmacéuticos como albúmina o factores de coagulación obtenidos con ese plasma.