Actualizado 03/12/2014 23:38 CET

Cruz Roja Extremadura o las Casas de la Mujer de Badajoz y Cáceres, entre los galardonados con los Premios Meninas 2014

Meninas
EUROPA PRESS

BADAJOZ, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Delegación del Gobierno en Extremadura en Badajoz ha albergado este lunes la entrega de los Premios Meninas 2014 que ha distinguido a Cruz Roja Extremadura, a las directoras de la Casa de la Mujer en Badajoz y Cáceres, y a las dos fiscales delegadas de Violencia de Género en la región.

Se trata de unos galardones que concede el Ministerio de Sanidad y otorga la Delegación del Gobierno en la región a organizaciones o personas que hayan destacado por su labor y entrega en la erradicación de la violencia de género y que han recaído en las directoras de las Casas de la Mujer de Badajoz, Dolores Vázquez, y de Cáceres, María Isabel García, las fiscales delegadas de Violencia de Género en la provincia pacense, Inocencia Cabezas, y en la cacereña Amalia Cortés, y en Cruz Roja Extremadura, que ha recogido su presidente, Sebastián J. Calvarro.

El acto ha contado con la presencia del delegado del Gobierno en Extremadura, Germán López Iglesias, para quien los cinco premiados "llevan muchos años luchando contra la violencia hacia las mujeres y defendiéndolas y protegiéndolas para tratar de recuperar la normalidad en sus vidas", y en su día a día ofrecen su formación, sus conocimientos y su tiempo a aquellas mujeres que viven situaciones "tan desagradables y tan complicadas como la violencia de género".

"Al hacerlo demuestran cumplir con sus valores profesionales y, aún más importante, llevan al extremo sus valores humanos. Nuestra sociedad, por lo tanto, está en deuda y siempre lo estará con vosotros y con el resto de ciudadanos e instituciones que, al igual que vosotros, se dedican a proteger a este colectivo de mujeres", ha señalado, a la vez que ha apostado por que el "ejemplo de generosidad, entrega y sacrificio" que demuestran es lo que se "necesita" para "acabar de una vez por todas con este terror que viven tantas mujeres".

En este sentido, ha recordado que en Extremadura desde 2000 han fallecido siete mujeres "inocentes a manos de unos sujetos sin escrúpulos ni sentido de respeto hacia la vida" y también a las que fueron asesinadas fuera de la región, dado que "su recuerdo es fundamental para comprender que no podemos parar, ni siquiera descansar, en el trabajo y en la lucha contra la violencia de género".

También ha felicitado el delegado la creación de la unidad de Familia y Mujer de la Policía Nacional y ha cifrado en 181 los hombres que cumplen condena en estos momentos en los centros penitenciarios de Extremadura por delitos de violencia de género gracias a que "numerosas mujeres comprendieron que es fundamental ser valientes y denunciar este caso cuanto antes".

INTERVENCIONES DE LOS PREMIADOS

A su vez, María Dolores Vázquez ha señalado que, a pesar de que se ha conseguido "mucho" en materia de violencia de género, queda "mucho por hacer" y para que la igualdad entre hombres y mujeres sea "de hecho" porque "de derecho ya lo somos" y ha subrayado que, hasta el momento, este año han dado acogida en la Casa de la Mujer de Badajoz a 25 mujeres y 19 menores hijos de éstas, al tiempo que se han atendido 1.444 consultas de forma externa en mujeres y a tres hombres.

Por su parte, Inocencia Cabezas ha afirmado que este galardón refuerza su compromiso y el de la Fiscalía en la defensa de la legalidad y de los derechos de las víctimas "que son siempre las protagonistas silenciosas, y muchas veces anónimas, en esta materia", mientras que Amalia Cortés ha apuntado que lleva más de 15 años dedicada a este tipo de violencia en los que ha cambiado la situación de las víctimas o el tratamiento legislativo aunque "queda un largo camino por recorrer" en el que "el reto, desde luego, está en educar en la igualdad y en la resolución pacífica de los conflictos".

Por último, Sebastián J. Calvarro ha mostrado el "fuerte compromiso" por la igualdad entre hombres y mujeres de la institución que representa que el pasado año atendió en la región a unas 542 mujeres en situaciones de emergencia social y trabajó con unas 588 en programas de empleo, que ha tildado de "fundamental" al suponer "independencia" o que "en caso de problemas entre familias o matrimonios es más fácil decir 'que me voy' porque, de alguna forma, está apoyada por el trabajo habitual".

De la misma manera, ha dicho que se están haciendo los "deberes" para reducir los casos de violencia de género pero "no lo suficiente" y ha lamentado aquellos en los que se ven afectados los niños.

Para leer más