La llegada de la borrasca Ana activa el plan de protección civil de Extremadura

Actualizado 10/12/2017 12:56:41 CET

   MÉRIDA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio ha declarado a partir de las 18,00 horas de este domingo el Nivel de Emergencia 1, situación de gravedad 0 del Plan Territorial de Protección Civil de Extremadura (Platercaex), para realizar funciones de seguimiento, evaluación, coordinación y apoyo con los recursos necesarios ante la llegada de la borrasca Ana, ante la que se esperan fuertes rachas de viento en toda la región, además de lluvia y nieve en las cotas más altas del norte de la provincia de Cáceres.

   En concreto, el Centro de Urgencias y Emergencias 112 de Extremadura activará esta tarde el nivel naranja por fuertes rachas de viento en toda Extremadura que podrán superar los 100 kilómetros por hora.

   Concretamente, la Agencia Estatal de Meteorología especifica que el nivel amarillo (80 km/h) se activará en toda la región a partir de las 17,00 horas por las fuertes rachas de viento, subiendo a naranja desde las 21,00 horas.

   En el norte de Cáceres la situación será más complicada ya el nivel amarillo se activará desde las 12,00 horas, pasando a nivel naranja a las 18,00, donde el viento podría alcanzar los 120 km/h.

   A esta misma hora se sumará otro nivel amarillo en el norte de Cáceres en este caso por lluvias, que podrán acumular hasta 40 litros por metro cuadrado en 12 horas, y ya por la madrugada se activará otro más por nieve en cotas entre los 1.100 y los 1.500 metros.

   El Centro de Urgencias y Emergencias 112 de Extremadura recomienda ante esta situación guardar los objetos que puedan ser retirados por el viento (toldos, tiestos), no recurrir a muros, tapias o árboles para protegerse del viento y no viajar en la medida de lo posible, informa la Junta en una nota de prensa.

   En caso de tener que circular por las carreteras, aconseja extremar las precauciones durante la conducción, prestando especial atención a la hora de realizar adelantamientos, a posibles desprendimientos de tierra, no estacionar en cauces secos ni en las orillas de los ríos, y siempre llevar consigo un teléfono para estar comunicados en caso de emergencia con el Servicio 112.