Extremadura es la única comunidad cuya masa forestal capta más gases invernadero de los que se emiten en su territorio

Actualizado 13/07/2010 16:33:55 CET

MÉRIDA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Extremadura es "la única comunidad autónoma" cuyas superficies forestales captan más gases de efecto invernadero de los que emite la región a la atmósfera, con una media anual del 114 por ciento en el periodo 2000-2006, según recoge el Inventario extremeño de Sumideros de Carbono. En España dicho porcentaje "no llega ni al 25 por ciento".

En el periodo señalado, la media anual de emisiones de dióxido de carbono fue de 8,2 millones de toneladas, mientras que la de captaciones a través de sumideros naturales fue de 9,4 millones de toneladas, según ha explicado este martes el consejero de Medio Ambiente, José Luis Navarro, en la presentación del documento.

Navarro ha indicado que, durante la década de los noventa, primer periodo tomado como referencia para el estudio, se emitieron 5,9 millones de toneladas de carbono al año y los suelos, bosques, cultivos y pastizales de Extremadura captaron 4,9 millones de toneladas de media anual.

En resumen, las emisiones han crecido un 37 por ciento como resultado del conjunto de actividades humanas y naturales que producen dióxido de carbono, tales como el transporte a motor, la industria, la agricultura y el equipamiento de los hogares, y "una mayor actividad económica", ha dicho el consejero.

Pero al mismo tiempo la capacidad de absorción de los sumideros se ha incrementado en "prácticamente" el 90 por ciento, según ha destacado Navarro, debido al "aumento" de la superficie forestal, que asume la absorción del 80 por ciento del carbono.

CRECE LA MASA FORESTAL

Según los dos últimos inventarios forestales nacionales, correspondientes a los años 1990 y 2001, el terreno forestal extremeño ha crecido en dicha década unas 700.000 hectáreas, hasta situarse en el 65 por ciento del total del territorio autonómico. Estas cifras permiten a cada habitante de la región disfrutar de 2,43 hectáreas forestales.

El consejero de Medio Ambiente ha resaltado este dato, así como el "futuro aprovechamiento" de las energías renovables que supone la biomasa residual producida cada año en los bosques.

Este estudio está enmarcado en la estrategia extremeña contra el Cambio Climático, que recoge el fomento de la captación de carbono por los sumideros naturales.