Publicado 23/01/2014 19:09CET

El PSOE dice que "algo huele a chamusquina" en la Consejería de Educación tras el cese de dos jefes de Servicio

Luciano Fernández
PSOE

Presentará una iniciativa en la Asamblea para que el Plan Impulsa tenga continuidad y un mayor presupuesto

MÉRIDA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Socialista en el Parlamento extremeño ha señalado este jueves que "algo huele a chamusquina" en la Consejería de Educación tras el cese de dos jefes de Servicio, y que se unen, según ha dicho, a "ceses anteriores".

A juicio del PSOE, se trata de un asunto que tiene "muchas interrogantes" que dejan entrever que "algo huele a chamusquina en esa consejería, que se refleja en la gestión de la Educación en Extremadura", según informa los socialistas en una nota de prensa.

Los socialistas han hecho estas declaraciones después de que el secretario general de Educación, César Díez Solís, haya cesado este miércoles a dos jefes de Servicio tras conocer que los datos presentados en la solicitud de escolarización de su hija "no se correspondían con la realidad".

"UNOS HECHOS DE INDUDABLE GRAVEDAD"

El portavoz de Educación del PSOE en el Parlamento de Extremadura, Luciano Fernández, ha indicado en el comunicado que el cese anunciado por Educación supone una medida "acertada, si responde realmente a los hechos puestos de manifiesto por César Díez Solís".

No obstante, Fernández ha declarado que, "sin prejuzgar el comportamiento de estos altos cargos, y sin poner en duda la presunción de inocencia", parece "increíble" que si la inscripción en los colegios data del mes de mayo y los plazos de reclamación de junio "unos hechos de indudable gravedad como los que se han difundido no hayan sido descubiertos hasta la fecha".

PROGRAMA IMPULSA

Por otro lado, el portavoz de Educación del PSOE ha señalado que el programa de refuerzo educativo Impulsa, destinado a reducir el abandono escolar y mejorar el tránsito de los alumnos de 6º de primaria a 1º de la ESO, debería de haberse desarrollado "hasta la finalización del curso", "mediante una mejor coordinación entre los centros de Primaria e Institutos, así como una mayor dotación de recursos para la contratación de maestros".

Así se lo hará saber el portavoz en materia educativa del Grupo Socialista al secretario general de Educación, César Díaz Solís, que comparecerá en la comisión correspondiente del Parlamento a petición del grupo socialista.

"Con sólo tres meses de aplicación, de octubre a diciembre, para unos 1.500 alumnos, un presupuesto insuficiente que ha contratado a unos 130 maestros a media jornada para alrededor de un centenar de Institutos, el programa Impulsa ha sido un verdadero fiasco para la calidad y los objetivos que se había marcado el programa", ha señalado el diputado y portavoz de Educación.

Para Fernández los resultados del programa Impulsa han sido "buenos" en la primera evaluación, pero se pregunta "qué pasará en la segunda y en la tercera evaluaciones cuando ya no haya apoyo".

Por este motivo, el PSOE ha anunciado que el Grupo Socialista presentará una iniciativa parlamentaria para que el programa Impulsa tenga "continuidad" en el tiempo, hasta la finalización del curso, y una mayor dotación presupuestaria.

"RECORTES" EN EDUCACIÓN

A su juicio, los "recortes" en educación impuestos por el Gobierno de España, y el de Extremadura, "que han hecho perder a la Junta más de 30 millones de euros que en etapas anteriores procedían del Ministerio de Educación", han convertido a Impulsa en un "freno" que hace "descarrilar" sus "loables" objetivos.

Los socialistas han criticado, tras recoger la opinión de los equipos directivos y pedagógicos de los institutos involucrados, así como de los maestros que han participado, que sus tres meses de aplicación son "insuficientes", así como que la mayoría de institutos donde se ha aplicado "lo han sido sin apenas coordinación directa con los colegios de origen del alumnado, impidiendo así una planificación entre ambos para desarrollar óptimamente el programa".

Además, Fernández considera que Impulsa "hubiera debido de tener más recursos que los cerca de medio millón de euros destinados", ya que "a pesar de la profesionalidad y buen trabajo de los maestros, sus contratos a media jornada no han hecho posible culminar los objetivos del programa educativo".

"El gobierno de Rajoy está recortando la cooperación con la Junta de Extremadura, como queda claro con este programa fruto de un convenio entre ambos ejecutivos; y esto se hace con la complicidad y la sumisión del gobierno de Monago", ha explicado Fernández.