La rebaja fiscal inyecta 13,5 millones a los bolsillos

Actualizado 01/04/2015 13:03:00 CET
Billetes, dinero, euros, salario, renta
Foto: WIKIPEDIA

MÉRIDA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La entrada en vigor de la rebaja fiscal autonómica para los impuestos del canon del agua y del 'céntimo sanitario' dejará en el bolsillo de los extremeños 13,5 millones de euros.

   Además, ambos tributos tienen "fecha de caducidad", que se adelantará de consolidarse la recuperación económica, según destaca en nota de prensa el Gobierno regional, que recuerda que este miércoles, 1 de abril, ha entrado en vigor la última fase de la rebaja de impuestos impulsada por citado ejecutivo, cuyo impacto global en la renta disponible de los extremeños ronda los 70 millones de euros, y beneficia al 95 por ciento de los contribuyentes.

   Con la aprobación por el Parlamento extremeño de esta segunda rebaja fiscal, que tuvo lugar en febrero pasado, entraron en vigor de manera automática tanto las deducciones y bonificaciones referidas a Sucesiones y Donaciones (20,7 millones de ahorro para los ciudadanos), impuestos propios y tasas (2 millones de ahorro para las empresas que apuesten por invertir en Extremadura).

   Asimismo, se marcó que la rebaja en el IRPF para las rentas medias y bajas (bases liquidables de hasta 24.000 euros, fundamentalmente), tuviese efectos a 1 de enero de 2015, con un impacto medio por contribuyente del 15 por ciento menos en este tributo cedido, que significa que los extremeños dispondrán de 31,6 millones de euros más de renta disponible.

   En cuanto al canon de saneamiento y el denominado 'céntimo sanitario', se marcó como fecha de entrada en vigor el 1 de abril, con el fin de permitir a las empresas que deben repercutir el impuesto adaptar sus sistemas de facturación, incide el Ejecutivo regional.

REDUCCIÓN

   A partir de este miércoles, día 1, el canon de saneamiento se reduce a la mitad (con un impacto en el bolsillo de los extremeños de 5,3 millones) y se prevé eliminarlo como muy tarde en 2016, aunque esta eliminación podría llevarse a cabo antes si siguen mejorando los datos de recaudación tributaria.

   Por lo que se refiere al 'céntimo sanitario', la rebaja será doble, en concreto, por un lado, se reduce en un 20 por ciento, para su "eliminación progresiva", y por otro se aumenta la devolución a los transportistas profesionales hasta el 100% del impuesto. Entre ambas medidas, la rebaja fiscal es de 8,2 millones.

   Todas estas reducciones de impuestos se suman a la impulsada por el Gobierno nacional, de manera que en 2015 la renta disponible para 480.000 contribuyentes se incrementará en más de 110 millones de euros, subraya la Administración extremeña.

EFECTO MULTIPLICADOR

   Según explicó el presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, en su defensa de esta rebaja de impuestos, se trata de unas medidas que tienen dos vertientes.

   Por una parte, atienden al concepto de 'justicia social', que marca que los extremeños que han tenido que hacer "más esfuerzos" durante la crisis vean recompensados esos esfuerzos con una "importante" reducción de la presión fiscal ahora que el crecimiento económico "parece ya consolidado", como lo "demuestra" el crecimiento del 2,2% del PIB en 2014 (el segundo más alto de España) y las previsiones de los principales analistas que marcan que para 2015 el crecimiento estará entre el 2,9 y el 3,2 por ciento.

   Por otro, se trata de "aprovechar" la "recuperación" para "incrementar" la renta disponible de los ciudadanos y que éstos tengan "libertad" para decidir en qué emplean sus ingresos, lo que "redundará" en un mayor consumo y por tanto una aceleración de la economía.

   Con los "precedentes" marcados por los efectos de la primera rebaja fiscal del Gobierno autonómico, las estimaciones indican que esta segunda rebaja podría generar un "efecto multiplicador" de 300 millones de euros y la creación de 15.000 empleos.

   Además, estas cifras se verían "incrementadas" por medidas adicionales recogidas en la Ley de Medidas Tributarias que permitirán una lucha "más eficaz" contra el fraude y la elusión fiscal, y para el "afloramiento" de la economía sumergida.