Publicado 13/01/2016 10:49CET

Siete de cada 10 extremeños padece gripe o resfriado al menos una vez al año

Gripe, resfriado
FLICKR/WILLIAM BRAWLEY

   MÉRIDA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Siete de cada diez extremeños (70 por ciento) afirma padecer algún resfriado o gripe al menos una vez al año, según el III Estudio CinfaSalud, elaborado por Cinfa y que cuenta con el aval de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

   Asimismo, el 52,5 por ciento de los extremeños dice que lo contrae entre una o dos veces y casi dos de cada diez (17,5 por ciento), tres o más veces anualmente.

   La investigación se ha basado en un cuestionario online sobre una muestra representativa de más de 3.000 mujeres y hombres de nuestro país, de entre 18 y 64 años.

   Según este análisis, el resfriado y la gripe constituyen dos de las enfermedades infecciosas más comunes en los hogares españoles. Castilla y León (82%), Aragón (80,2%), Baleares y Cantabria (ambas, 80,1%) son las regiones que más sufren estas enfermedades, y los canarios son quienes menos las padecen (63,8%), informa Cinfa en nota de prensa.

   El invierno y los cambios estacionales son las épocas del año en las que la población extremeña suele resfriarse con mayor frecuencia (48,8% y 20% respectivamente).

   Concretamente, las principales causas por las que los ciudadanos de esta región creen contraer el resfriado común o la gripe son: los cambios bruscos de temperatura (60%), por contagio en el entorno familiar o laboral (27,5% en ambos casos) o por encontrarse bajos de defensas (22,5%).

PARAR LA ACTIVIDAD COTIDIANA

   Por otra parte, si bien es cierto que las molestias propias de este tipo de enfermedades no son graves, en muchos casos, resultan "tan intensas" que acaban alterando la vida diaria de quien las padece y repercuten en su actividad laboral y social.

   De hecho, el 52,5 por ciento de los encuestados en Extremadura reconoce que los síntomas de ambas afecciones les impiden continuar con su ritmo cotidiano y, a veces, ni siquiera pueden acudir al trabajo.

   En este sentido, los síntomas más frecuentes que presentan los extremeños cuando padecen resfriados o gripes son, en concreto, nariz tapada y estornudos (96,2% en ambos casos), así como mucosidad nasal (94,9%), dolor de garganta (82,3%), cansancio (79,7%), dolor de cabeza, tos seca y tos con flemas (63,3% en los tres casos). Y los considerados como más invalidantes son nariz tapada, mucosidad nasal, dolores musculares, dolor de garganta y dolor de cabeza.

   Cabe mencionar la importancia de saber diferenciar ante qué patología nos encontramos, ya que en muchas ocasiones gripe y resfriado se confunden, al presentar algunos síntomas similares.

   Concretamente, tres de cada cuatro extremeños (76,3%) consideran acertadamente que la fiebre alta es el síntoma clave que determina que se trata de una gripe y no de un resfriado.

   A éste, le siguen otros síntomas distintivos como los dolores musculares (48,8%), cansancio y malestar (28,8%) y los escalofríos (10%), que aparecen únicamente durante un proceso gripal.

   "La principal diferencia que podemos detectar es que los resfriados cursan sin producir fiebre alta, mientras que en los procesos gripales es normal la aparición de episodios febriles, que llegan incluso a oscilar entre los 38ºC y 40ºC, y que pueden dar origen a situaciones de mayor gravedad", aclara la doctora Aurora Garre, experta del Departamento Médico de Cinfa.

   Según los expertos, para evitar estas patologías y sus correspondientes síntomas, la mejor arma es la prevención. En Extremadura, las precauciones que más adoptan los encuestados son procurar ir abrigado (60,1%), tomar frutas y verduras (57,6%) y evitar los cambios bruscos de temperatura (48,8%).

   "Los ciudadanos son cada día más conscientes de la importancia de cuidar su salud de manera integral: no sólo tratando la enfermedad, sino también actuando desde la prevención", afirma la doctora Garre.

AUTOMEDICACIÓN

   De acuerdo con los resultados del estudio, ante los síntomas de estas enfermedades, seis de cada diez extremeños (58,8%) toma algún tipo de medicamento sólo si se encuentra mal, mientras que el 37,6% lo hace por sistema siempre que se contagia.

   En cuanto a los medicamentos más utilizados en esta comunidad, en el caso del resfriado, seis de cada diez (58,4%) recurren al paracetamol y un 37,7%, al ibuprofeno. En caso de gripe, un 45,5% toma fármacos antigripales, mientras que el 44,9% acude al ibuprofeno y el mismo porcentaje, a los antibióticos.

   Otro dato que llama la atención es que, si bien el 44,2% de los extremeños toma el medicamento que le indica su médico o farmacéutico, más de la mitad (55,9%) tiende a automedicarse. Así, el 53,3% toma siempre el mismo medicamento, que cree que le funciona, o el que tenga en casa de ocasiones anteriores; y el 2,6% compra el fármaco que anuncien en televisión, sin consultar al profesional sanitario.

ERRORES

   Además, este estudio ha revelado que los españoles tienden a automedicarse con antibióticos para el abordaje de estas enfermedades. Así lo revela el 18,5% del total de los encuestados del estudio, que asegura utilizar antibióticos sin la indicación de un profesional sanitario.

   Por último, el 5,7% de la población española recurre a los remedios caseros como una alternativa para el tratamiento del resfriado o la gripe. Entre los más empleados, destacan la toma de leche con miel (61%), hacer vahos y gárgaras en el 27,3% de los casos o poner una cebolla en la mesita de noche para la tos (26,7%), aunque este último remedio no ha demostrado tener evidencia científica en la mejoría de los síntomas.

Para leer más