El uso extremeño del aceite de árnica es una "joya" para tratas golpes

Publicado 20/03/2015 11:51:56CET
Arnica
UEX

MÉRIDA, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El profesor e investigador de Historia de la Ciencia en la Universidad de Extremadura José Ramón Vallejo ha asegurado que el uso extremeño del aceite de árnica es una "auténtica joya" para tratar golpes, heridas, dolores musculares y esguinces.

Según ha explicado, este aceite no se elabora en la región con Arnica montana sino con Hypericum perforatum, y en algunas comunidades con Senecio jacobaea.

Por parte de Extremadura, Vallejo ha colaborado junto al investigador del Cicytex José Blanco Salas en el primer inventario español de los conocimientos tradicionales relativos a la biodiversidad.

Cabe destacar que José Blanco Salas ha elaborado la ficha sobre el uso del tomillo y José Ramón Vallejo ha sido el autor de las fichas sobre el espino blanco, cebolla albarrana o ceborrancha, escorpión y lagarto, según ha informado la Universidad de Extremadura en nota de prensa.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha publicado en el mes de marzo el Inventario español de los conocimientos tradicionales relativos a la biodiversidad con el objetivo de conservar y difundir los conocimientos tradiciones sobre el uso medicinal de plantas.

Esta publicación, "pionera" en España y Europa, nace para preservar y fomentar los conocimientos tradicionales de interés transmitidos oralmente a través del tiempo en el mundo rural, en cumplimiento de la Ley 42/2007 de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad para el desarrollo del Inventario Español del Patrimonio Natural y la Biodiversidad.

Con esta obra concluye la primera fase que incorpora las fichas correspondientes a los conocimientos asociados, principalmente, a unas 60 especies de flora silvestre, con lo que representa una información "muy valiosa" para el colectivo conservacionista, biosanitario, documentalista, y el público en general.

En este proyecto participa un equipo nacional de investigadores que incluye botánicos, zoólogos, antropólogos, lingüistas, ecólogos y geólogos, coordinados por Manuel Pardo de Santayana, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid.