Publicado 11/08/2022 11:29

Casi 7.000 hectáreas quemadas en los incendios en Galicia en lo que va de agosto

Vista de las llamas del incendio, a 10 de agosto de 2022, en Laza, Ourense, Galicia (España). Según la última actualización provisional de la Consellería de Medio Rural, en el municipio de Laza han ardido unas 740 hectáreas por un incendio que ya amenaza
Vista de las llamas del incendio, a 10 de agosto de 2022, en Laza, Ourense, Galicia (España). Según la última actualización provisional de la Consellería de Medio Rural, en el municipio de Laza han ardido unas 740 hectáreas por un incendio que ya amenaza - Rosa Veiga - Europa Press

   El fuego de O Barbanza, que arrasa 2.200 hectáreas, cumple una semana todavía sin controlar

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La superficie quemada por el fuego en Galicia en lo que va de agosto ronda las 7.000 hectáreas quemadas, una cifra que no deja de crecer en las últimas horas debido a los diversos incendios forestales que se han registrado en la provincia de Ourense.

   Esta cifra se suma a las más de 34.000 hectáreas que ardieron en la segunda quincena de julio, principalmente a raíz de las tormentas secas del 14 de julio, cuando rayos provocaron medio centenar de incendios. Aquí, se incluyen los dos mayores fuegos en la historia de Galicia desde que hay registros: O Courel (Lugo) --11.100 hectáreas-- y Valdeorras (Ourense) --10.500 hectáreas--.

   En la ola de fuegos del mes de agosto, el mayor hasta la fecha ha sido el de O Barbanza, con 2.200 hectáreas arrasadas. Se inició en la chimenea de una vivienda particular, según la investigación realizada por la Policía Autonómica. Aunque está estabilizado, este jueves cumple una semana todavía sin controlar tras iniciarse el 4 de agosto.

   El fuego, que comenzó en la parroquia de Cures, municipio de Boiro (A Coruña), se extendió por O Barbanza, con afectación a los municipios de A Pobra do Caramiñal y Ribeira. Las llamas también quemaron el monte de A Curota.

   El siguiente fuego con mayor superficie quemada en lo que va de agosto ya es el de Laza (Ourense), parroquia de Camba, con 1.350 hectáreas calcinadas. Comenzó en la noche del martes y obligó a activar una situación 2 por cercanía al núcleo de As Taboazas, en Chandrexa de Queixa, en donde hay 200 hectáreas quemadas. Ambos están activos.

   También están activos los fuegos de Boborás y O Carballiño (Ourense), en ambos casos con diversos focos provocados por chispas al paso de un tren, con 120 hectáreas arrasadas. Continúa decretada la alerta por proximidad del fuego a viviendas.

   Igualmente activo está el de O Irixo, parroquia de San Cosmede de Cusanca, con 470 hectáreas quemadas. Este fuego obligó a cortar durante el pasado miércoles la vía convencional de tren entre O Irixo y Ourense, con transbordo por carretera de los pasajeros.

   Paralelamente, está estabilizado (todavía sin extinguir) el incendio de Carballeda de Valdeorras, parroquia de Casaio, con 440 hectáreas. Este municipio ya se vio afectado por la ola de fuegos de julio.

   Por su parte, hay dos fuegos controlados en As Pontes de García Rodríguez (A Coruña), en la parroquia homónima y en la de Vilavella, que suman 165 hectáreas.

EXTINGUIDOS

   Entre los extinguidos en el mes de agosto, se encuentran los de Verín (600 hectáreas), Caldas de Reis (450 hectáreas), Ponte Caldelas (380 hectáreas), A Mezquita (224 hectáreas) y Maceda (120 hectáreas) como los de mayor extensión.

   Uno de los extinguidos más significativos fue el del municipio de Monfero (A Coruña), parroquia de Queixeiro, ya que puso en riesgo la reserva natural de las Fragas do Eume, si bien se apagó después de quemar solo 0,01 hectáreas de monte arbolado.

   La lista de los ya extinguidos en agosto se completa con: Arbo (82 hectáreas), Calvos de Randín (50 hectáreas), Ponteareas (15,6 hectáreas) y Ames (6 hectáreas).

Más información