Publicado 17/08/2016 08:04CET

Defensa da Ría de Pontevedra convoca una concentración contra los incendios y para pedir otra política de montes

Representantes de las comunidades de monte vecinal se reunirán "cuando pase el peligro" para analizar la situación

PONTEVEDRA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Asociación pola Defensa da Ría (APDR) de Pontevedra ha convocado una concentración ciudadana contra los incendios forestales que se celebrará este jueves día 18 a las 20,30 horas en la Praza da Peregrina, en Pontevedra.

El colectivo ambiental ha señalado que, "independientemente de que la mano humana esté detrás" del origen de muchos fuegos, existe una "mala política" de mantenimiento de los montes, por lo que reclama un "cambio" en el modelo actual.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la APDR, Antón Masa, ha destacado que "los incendios se tienen que apagar en invierno", en alusión al carácter "fundamental" de la prevención frente a "la gran cantidad de dinero que se gasta en extinción".

Así, ha criticado que "el monte gallego está a monte", convertido en un "polvorín" donde se dan las "condiciones para que arda". Entre ellas, ha citado el "monocultivo de eucalipto", una especie para "alimentar básicamente a Ence", ha reprochado.

También ha lamentado la "reducción" de brigadas de extinción que soportan "enormes jornadas de trabajo" a costa de "riesgos para la salud y las vidas" de los operarios, mientras que se invierte "mucho más" en la dotación de medios aéreos.

Para Antón Masa, la "única manera de impedir" la proliferación de incendios sería "aplicar otro uso al monte y potenciar la población en el medio rural".

MANCOMUNIDAD

Por otra parte, la Mancomunidad de Montes Vecinales en Mano Común de Pontevedra organizará un encuentro --que podría ser de ámbito autonómico con la participación de la Organización Galega de Comunidades de Montes-- a finales de este mes de agosto o a principios de septiembre, "cuando pase el peligro".

Para el presidente de la Mancomunidad, Iván Pérez, "no es normal lo que está pasando", rechazando que "cada cierto tiempo se repita" una ola de incendios como la de 2006.

Profesionalizar el servicio de extinción de incendios, potenciar la prevención del fuego, poner en marcha políticas que generen más valor en el monte y aumentar la repoblación con especies autóctonas son las principales medidas propuestas por Iván Pérez para empezar a paliar la actual situación, si bien partiendo de la base de que "el monte no es un jardín", por lo que tampoco hay que tenerlo "totalmente desbrozado" porque muchas especies dependen de esos hábitats, ha aclarado.

El presidente de la Mancomunidad de Montes de Pontevedra ha apostado por crear un "órgano de control" con capacidad para "exigir" que se cumpla la ley en materia de "acondicionamiento" de masas arbóreas y para "sancionar" los casos en los que no se apliquen los tratamientos silvícolas necesarios.

Para Iván Pérez, existe un "acomodamiento" en parte de los responsables de montes privados y comunales "hasta que llega un susto" como el que desde hace una semana afecta a Galicia.

El presidente de la Comunidad de Montes de Mourente y portavoz de la Mancomunidad de Montes de Pontevedra, Carlos Morgade, ha precisado que "en general, el monte comunal está bastante bien" conservado y ha asegurado que existe una "mayor incidencia" de incendios en las parcelas particulares. Morgade ha coincidido con Pérez en que "la única posibilidad de combatirlos es siendo más exigentes en la limpieza de las propiedades alrededor de las casas".

DENUNCIAR

Además, Carlos Morgade ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para "denunciar" las prácticas o actitudes sospechosas que puedan provocar fuego. También ha animado a las autoridades a "perseguir, capturar y ser muy contundentes" con los incendiarios por cometer lo que ha calificado como un "delito gravísimo" que pone "en peligro la vida de las personas".

Morgade también se ha quejado de que "los problemas del rural no están en la agenda pública". En este sentido, "todo ese despliegue de medios de extinción que se gastaron en una noche" en incendios como el de Cotobade "se tenía que haber invertido en prevención" porque el medio rural se encuentra "abandonado", ha lamentado.

Por el contrario, Carlos Morgade ha criticado el papel de la Consellería de Medio Rural por las "subvenciones raquíticas" con las que se tienen que conformar los propietarios de montes para realizar tareas de limpieza, resultando ser "más de cara a la galería que efectivas", ha censurado.

Ambos representantes de la Mancomunidade de Montes de Pontevedra se han referido a la llamada "economía del fuego" que se asocia a factores como la "privatización" del servicio, lo que ha convertido la extinción en un "negocio", ha alertado Iván Pérez.

El presidente de la Mancomunidad ha advertido incluso que en las tareas para sofocar un mismo fuego pueden confluir operarios cuya contratación depende de distintas Administraciones y, por tanto, con diferencias no solo salariales, sino con medios materiales desiguales y distintos niveles de experiencia.

En su cometido como brigadista, el propio Iván Pérez ha asegurado que desde los últimos años aprecia un "empeoramiento" en la coordinación y mayor "descontrol".

EFECTOS

En cuanto al grado de afección de los incendios en los montes vecinales del municipio de Pontevedra, los del lugar de Salgueiral en la parroquia de Bora y el de Ponte Sampaio han sido los más importantes. Pero "lo peor de los incendios", según el presidente de la Mancomunidad, "no es la pérdida de vegetación", sino el impacto "impermeabilizante" de la ceniza cuando llegan las lluvias y la escorrentía que provoca un "efecto directo catastrófico" por la pérdida de suelo.

A partir del monte, los ríos y sus desembocaduras son los siguientes damnificados, con su respectiva fauna acuícola, lo que demuestra que "todo está conectado", ha destacado Iván Pérez, quien también se ha referido a los problemas respiratorios que los incendios provocan en la población.

De ahí la importancia, según Pérez, de "reducir la densidad" de especies pirófitas como los eucaliptos y los pinos, a diferencia de las frondosas como robles y castaños que, "aunque también arden, crean entornos más húmedos y sombríos" capaces de generar "barreras" naturales contra el fuego.

Sin embargo, políticas como la potenciación de las plantas de biomasa van a acarrear, ha avisado el presidente de la Mancomunidad de Montes de Pontevedra, que se incremente la presencia de "especies de alto rendimiento a corto plazo", ha concluido.