Rural.- SLG cree que el reparto de la PAC "perjudicará gravemente" a Galicia y consolida la "dilapidación" de millones

Publicado 21/01/2014 19:41:44CET

Considera "injustificable" que terratenientes y empresas se lleven ayudas "millonarias" mientras sectores estratégicos gallegos quedan fuera

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Labrego Galego (SLG) considera que la aplicación de la Política Agraria Común (PAC) "perjudicará gravemente" a los sectores estratégicos gallegos como la huerta, el vino o la carne de vacuno.

Asimismo, considera que el departamento que dirige Miguel Arias Cañete hará "oídos sordos" a las propuestas del COAG y del SLG y "consumará una política que hará una foto fija de la dilapidación millonaria de fondos comunitarios que se perpetró en años pasados y que de poco sirvió para apoyar las actividades agroganaderas y a las explotaciones profesionales".

El SLG ha defendido medidas destinadas a que el dinero de al PAC vaya "realmente a apoyar a las pequeñas y medianas explotaciones" que mantienen con vida el medio rural y generan empleo agrario, como definir quién es agricultor activo para que las ayudas vayan realmente a profesionales de la agricultura.

Otra de las propuestas de este sindicato era llevar a cabo un reparto progresivo de las subvenciones para que el grueso fuese a parar a las explotaciones y a la producción de alimentos, lo cual "cayó en saco roto". La decisión del ministerio es considerar activo a aquella persona o empresa que tenga, por lo menos, el 20 por ciento de sus ingresos provenientes de esta actividad, un porcentaje "a todas luces insuficiente".

Con esta situación, el SLG advierte de que el ministerio mantendrá un reparto de fondos semejante al año 2011, en el que casi 900.000 personas y empresas cobraron ayudas de la PAC, pese a que "el número de cotizantes a la Seguridad Social Agraria está en unos 300.000". "Es decir, dos tercios de los perceptores de las ayudas seguirán sin tener relación con la actividad agraria", ha denunciado.

A este respecto, cita el informe publicado por Veterinarios sin Fronteras, en que pone los ejemplos de terratenientes como la Casa de Alba, que ingresó más de dos millones de euros en 2011, o la familia Mora-Figueroa Domecq, que obtuvo más de ocho millones de euros entre 2010 y 2011, mientras que la familia Osuna García contabilizó un millón en 2011. Además, otras grandes marcas tuvieron subvenciones millonarias (como Zumavesa, Ebro Foods, Pastas Gallo, Grupo Siro, Nutrexpa, Galletas Gullón, García Carrión, Unilever o Campofrío).

CUESTIONES "DIFÍCILES DE JUSTIFICAR"

Para este sindicato, es "difícil de justificar que tantos miles de millones" se utilicen "en su mayor parte para engrosar las millonarias cuentas bancarias de algunas familias y empresas" y que "queden fuera de la percepción sectores estratégicos para Galicia", como la huerta, la fruta o el sector vitícola, así como es "injustificable" que se "reduzca a más de la mitad el presupuesto para las primas por vacas nodrizas".

Por otro lado, también critica como otra de las carencias la aportación estatal a los fondos de desarrollo rural, que se reducen del 50 al 30 por ciento, quedando el resto en manos de las autonomías, algo "muy peligroso en época de drásticos recortes que puede poner en peligro los fondos de Bruselas si las comunidades no cumplen con su parte".

Así las cosas, el Sindicato Labrego Galego considera "injustificable el triunfalismo de la Consellería de Medio Rural, servil con los mandatos de Arias Cañete en detrimento de los intereses de Galicia, y falaz al afirmar que la aplicación de la PAC en el Estado recoge en esencia todo lo que en Galicia se había consensuado con las organizaciones agrarias".