Actualizado 03/12/2014 23:31 CET

(AM)El delegado del Gobierno dice que Galicia pasó la "información pertinente" previa al partido de Deportivo y Atlético

FEIJOO Y VILLANUEVA
EUROPA PRESS/REMITIDO

Feijóo y Villanueva se proponen adoptar medidas para que "fanáticos y violentos" desaparezcan de los estadios

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, ha señalado este lunes que desde la comunidad "se pasó la información pertinente" antes del encuentro previsto entre el Deportivo de la Coruña y el Atlético de Madrid, y que fue la Comisión estatal contra la violencia en el deporte la que lo declaró "de bajo riesgo".

"El partido fue declarado de bajo riesgo por parte de la Comisión nacional y de los distintos estamentos; como en otros partidos se pasa la información pertinente, la Comisión determina la valoración y la Policía monta el dispositivo", ha subrayado Villanueva, quien no ha concretado el contenido de la información remitida por ser "confidencial".

Tras relevar a Samuel Juárez, Villanueva ha mantenido su primer encuentro institucional con Alberto Núñez Feijóo un día después de la muerte de Francisco Javier Romero Taboada, conocido como 'Jimmy' y miembro de los Riazor Blues, en el transcurso de una pelea entre hinchas radicales del Deportivo de La Coruña y del Frente Atlético.

Ambos dirigentes han coincidido en la necesidad de que las administraciones y también los clubes unan esfuerzos para impulsar acciones para "erradicar" las prácticas antideportivas y que los "radicales violentos" y los "fanáticos" desaparezcan de los estadios de fútbol.

De hecho, Feijóo ha aprovechado para leer una breve declaración de condena a las prácticas violentas y antideportivas, a la que se ha adherido Villanueva, quien ha dado el "pésame" a la familia del aficionado muerto.

Al tiempo, ha incidido en la necesidad de actuar, pero ha evitado concretar a qué medidas habría que recurrir --como incrementar el control policial sobre los grupos de 'ultras'-- a la espera de conocer las "conclusiones" de la Comisión estatal contra la Violencia en el Deporte, órgano al que, ha añadido, compete decidir al respecto.

"QUE NO VUELVA A SUCEDER"

Por su parte, Feijóo ha advertido de que la Xunta no está dispuesta a que "vuelva a suceder" un suceso de este tipo, por lo que se ha puesto "a disposición" del Ejecutivo central y de los clubes de fútbol para "erradicar" este tipo de comportamientos. Todo ello, tras expresar su "tristeza y consternación" por lo ocurrido en Madrid.

El presidente ha expresado la "condena unánime" del pueblo de Galicia que, ha esgrimido, "no está dispuesto a seguir viendo este tipo de actuaciones que en nada tienen que ver con la forma de entender el deporte ni de entender las relaciones entre los ciudadanos españoles y de distintas comunidades".

"Se está investigando y facilitando toda la información", ha remarcado el presidente, quien ha subrayado que la investigación se está desarrollando en Madri y que, al margen de la información que por el momento pueda ser confidencial, de ella se podrán sacar conclusiones.

"ERRADICAR" EL FANATISMO

Feijóo ha proclamado que "nada tienen que ver" con el deporte los 'ultras' "violentos" que utilizan esta actividad como "excusa" para "la violencia y el fanatismo", así como para peleas que "no tienen nada que ver con una sociedad democrática como la gallega".

"Se enfundan una camiseta con el falso interés de defender unos colores que en ningún caso defienden, sino que los desprecian. Quieren llevar los colores de un equipo, de una ciudad y de una comunidad hacia la violencia, hacia actos punibles que, en algún caso, han tenido el resultado de muertes", ha censurado.

Tras recordar su conversación con el presidente del Deportivo, Tino Fernández, y el encuentro de este lunes con Villanueva, ha insistido en que existe el "mayor interés" para conseguir que este tipo de actuaciones sean "erradicadas" y los "radicales violentos desaparezcan de los estadios de fútbol de Galicia".

Convencido de que no hay "ningún instrumento" que no sea el deporte para "erradicar este tipo de prácticas antideportivas, de fanáticos y violentos que usan una camiseta para un enorme impacto negativo" de Galicia, ha remarcado que la comunidad no está dispuesta a aceptar "que esto ocurra".

"No son aficionados del fútbol, son aficionados de la violencia; y no tienen nada que ver con el deporte ni con Galicia", ha agregado, antes de reiterar su "solidaridad y apoyo" a las "aficiones nobles" del fútbol, es decir, a quienes acuden al estadio a ver el encuentro y no una "batalla campal", a quienes ha identificado como la "inmensa mayoría".

BIENVENIDA A VILLANUEVA

Villanueva se ha pronunciado en la misma línea de Feijóo y ha subrayado que, "entre todos", administraciones y clubes, es preciso trabajar para que no se repitan este tipo de sucesos. Dicho esto, ha insistido en que, una vez que la Comisión antiviolencia determine las medidas a tomar, entre todas las administraciones se pondrán "en práctica".

Por otra parte, al arranque de su intervención, Feijóo ha dado la bienvenida a Villanueva al cargo de delegado del Gobierno en Galicia en el que relevó recientemente a Samuel Juárez y, tras destacar su trayectoria en la Xunta ligada al área de emergencias, le ha deseado "lo mejor" en sus nuevas responsabilidades.