Caballero culpa a Feijóo de "sembrar dudas" sobre el agua de Vigo para "ocultar" su "negligencia"

Abel Caballero en rueda de prensa
EUROPA PRESS
Actualizado 05/12/2017 17:43:06 CET

   Insiste en que el agua es potable "cien por cien", independientemente de la situación de la ETAP del Casal

   VIGO, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha acusado este martes al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de "sembrar dudas" acerca de la calidad del agua en la ciudad para "ocultar" su "incapacidad" y "negligencia", por no haber tomado medidas a tiempo para paliar la sequía.

   Así lo ha manifestado el regidor olívico, en declaraciones a los medios, y en respuesta a unas manifestaciones de Feijóo realizadas este martes en una televisión de ámbito nacional.

   Según Caballero, el presidente de la Xunta está "instalado en la mentira" cuando habla de la gestión de la sequía en Vigo, y le ha acusado de "echar balones fuera", en lugar de explicar por qué no inició las obras de trasvase de emergencia en el Verdugo hace años (obras que, recuerda, sí se han hecho en A Coruña) o por qué no accedió a reducir el caudal ecológico de la presa de Eiras en octubre, tal y como el regidor le reclamó.

   "De haber sido resueltas estas cuestiones, no estaríamos ahora en este nivel de gravedad. Habría sequía, pero tendríamos agua para 180 ó 200 días", ha incidido, y ha añadido que Feijóo, que "va de eficiente", ha mostrado ante toda España que "es un inútil" y ha cometido una "negligencia gravísima".

POTABILIZADORA

   El alcalde de Vigo, quien ve tras las palabras de Feijóo "un ataque a Abel Caballero", ha criticado duramente al presidente de la Xunta por cuestionar la calidad del agua de la traída. Así, ha reiterado que el agua en Vigo "es potable cien por cien", al igual que lo es en Redondela o en O Porriño, cuyas estaciones potabilizadoras (ETAP) trabajan "en el mismo nivel" que la viguesa del Casal.

   Así, el regidor ha vuelto a explicar que la turbidez del agua se debe al bajo nivel del embalse, pero ha garantizado que es apta para el consumo. Además, ha recordado, tanto el Ayuntamiento como la propia Xunta hacen análisis periódicamente para verificar esa potabilidad. "Si hubiera algún problema ya lo diría yo", ha añadido.

   Con respecto a la necesidad de ampliar y modernizar la ETAP del Casal, recogida en un informe municipal de hace varios años, Caballero ha afirmado que "la modernidad o no modernidad de un sistema no impide que el agua sea cien por cien potable". "La razón de lo que pasa no es la potabilizadora, la causa es la Xunta (por no hacer accedido antes a reducir el caudal ecológico y no tener hecho el trasvase de emergencia)", ha concluido.